Oposición se arriesga a perder el control de 63 alcaldías del país

La dirigencia de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha señalado que está dispuesta a “sacrificar” las alcaldías en su lucha porque se establezcan condiciones electorales justas.

Nueve partidos y organizaciones de oposición: Acción Democrática, Primero Justicia, Voluntad Popular, Movimiento Progresista de Venezuela, Alianza Bravo Pueblo, Vente Venezuela, Puente, Causa R y Bandera Roja, anunciaron que no participarán en los comicios y algunos incluso advirtieron a sus militantes sobre sanciones que se aplicarán a quienes se postulen como candidatos.

En las municipales de 2008 la oposición ganó 56 alcaldías. En 2013, amplió su dominio a 76 jefaturas. De esos espacios solo quedan 63 en manos de la oposición, pues 13 alcaldes fueron destituidos, encarcelados o huyeron del país porque se les dictó orden de captura por motivos políticos en los últimos cuatro años.

Cuatro permanecen privados de libertad: Antonio Ledezma (alcalde metropolitano de Caracas), Daniel Ceballos (fue apresado cuando era alcalde de San Cristóbal, estado Táchira), Delson Guarate (encarcelado cuando era alcalde de Mario Briceño Iragorry, estado Aragua) y Alfredo Ramos (alcalde de Iribarren, estado Lara).

Otros cuatro fueron destituidos: Antonio Goncalves (desincorporado de su cargo cuando era alcalde de Maturín encargado), Enzo Scarano (detenido y destituido cuando era alcalde de San Diego, estado Carabobo), Lumay Barreto (se le declaró falta absoluta sin que se cumplieran los supuestos de ley cuando era alcaldesa de Páez en Apure) y Alicia Loreto (destituida cuando era alcaldesa encargada de Mario Briceño Iragorry, estado Aragua).

Y cinco más tienen orden de captura y están fuera del país: Ramón Muchacho (alcalde de Chacao), David Smolansky (alcalde de El Hatillo), Warner Jiménez (alcalde de Maturín), Carlos García (alcalde de Mérida), Gustavo Marcano (alcalde de Diego Bautista Urbaneja, Lechería).

Con la decisión de no participar en las municipales, la oposición se arriesga a perder el dominio de esas 63 alcaldías que aún tiene en su poder.

Este riesgo lo evalúan otras organizaciones políticas que decidieron no acatar la línea de la MUD y “prestar” sus tarjetas para que los candidatos opositores se postulen en los municipios. Es el caso del Movimiento al Socialismo (MAS), Nueva Visión para mi País (Nuvipa) y Avanzada Progresista (AP).

MAS, Avanzada Progresista y Nuvipa “prestan” sus tarjetas a candidatos opositores

  • LUIS

    LOS QUE ESTAN ARRIESGANDO A PERDER LA SOBERANÍA ES EL PUEBLO VENEZOLANO EN MANOS DE NICOLAS,,,YA VA A ENTREGAR A PDVSA Y CIDOR,,,,,,,,,,, MAÑANA SERA LA REPÚBLICA ,,,,, ARTICULO 4,,5,,, NICOLAS VA A REGALAR TODO,,,,

    El gobierno de Nicolás Maduro y Petróleos de Venezuela dan un paso audaz, pero que irrespeta el marco legal del país con el alquiler del centro refinador Paraguaná, ubicado en el estado Falcón, a empresas de China y Rusia, advirtieron fuentes del sector sindical. “Este tipo de contrato de servicio no lo establece la Ley Orgánica de Hidrocarburos”, manifestó José Bodas, directivo de la Federación Única de Trabajadores Petroleros de Venezuela.
    Iván Freites, dirigente de la Futpv y del sindicato petrolero de Falcón, denunció que la negociación se ha hecho dentro del máximo secreto. “El fondo del asunto es que Pdvsa no tiene recursos para acometer los programas de mantenimiento y expansión del complejo refinador, el cual requiere una inversión de 7 millardos de dólares que los chinos y los rusos están dispuestos a desembolsar”.
    China y Rusia son los países que más han prestado dinero a Venezuela dentro de los convenios bilaterales de cooperación. “Ese auxilio financiero es indispensable, más ahora con las restricciones económicas de Estados Unidos a personeros del gobierno”, anotó Bodas.
    Precisó que la deuda de Pdvsa con los chinos y los rusos se ubica en 40 millardos de dólares, pero por los problemas de flujo de caja ese monto es cancelado con 450.000 y 200.000 barriles diarios de crudo de la Faja del Orinoco, respectivamente.
    Freites recordó que la Ley Orgánica de Hidrocarburos, promulgada en 2006 por el presidente Hugo Chávez y aprobada por la Asamblea Nacional bajo la Presidencia de Nicolás Maduro, prohíbe la venta, enajenación, traspaso y operaciones, entre otros, de los bienes y operaciones petroleras en las actividades medulares como es la refinación.
    “Nunca antes se firmaron contratos de servicio para manejar las refinerías del país. Se entrega nuestra soberanía”, advirtió Bodas.
    Freites precisó que están muy adelantadas las negociaciones para la firma de los contratos de arrendamiento a tiempo determinado (por 10 años) entre Pdvsa y las empresas Rosneft de Rusia y Petrochina. “La información sobre la marcha de estos acuerdos es suministrada por gerentes de Pdvsa y los trabajadores de las refinerías”, indicó.

    Con una capacidad de procesamiento de 960.000 barriles diarios, el centro refinador Paraguaná es el segundo más grande del mundo después de Jamnagar, India, con 1.240.000 barriles al día de capacidad.

    Los sindicatos han denunciado reiteradamente que las refinerías falconianas tienen serios problemas de operación por falta de mantenimiento e inversión, por lo cual su producción conjunta cayó a 310.000 barriles diarios.

    Freites advirtió que Rosneft manejará la refinería de Amuay con una capacidad de producción de 650.000 barriles diarios y Petrochina hará otro tanto en Cardón, cuya capacidad es de 310.000 barriles por día. Indicó que las refinerías fueron separadas administrativamente para que Rosneft y Petrochina ejecuten, mediante una alianza de ellas con una empresa venezolana de reciente creación en la que la participación accionaria es 80% y 20%, respectivamente.

    Los proyectos se realizarán por fases a través de una contratación llave en mano que permite a las petroleras foráneas traer sin licitación los materiales y equipos e, incluso, su propio personal. Según Freites, gerentes y trabajadores de Pdvsa reportaron al sindicato que ya se hizo el avalúo de Amuay y en Cardón se adelanta esa gestión.

    La primera etapa de Amuay consiste en modernizar las plantas hidrodesulfuradora y de coquificación retardada. En la segunda y la tercera se harán mejoras a las unidades catalítica y de alquilación y a los muelles.

    Las plantas catalítica y de alquilación comprenden la primera fase de Cardón, mientras que la segunda y tercera etapa incluye las unidades destiladora e hidrodesulfuradora y el muelle 4 y el complejo de lubricantes. Freites resaltó que Amuay y Cardón producen actualmente 200.000 y 110.000 barriles diarios: 30,7% y 34,1% de su capacidad instalada.

    José Bodas destacó que la modalidad del contrato de servicio también se aplica en el proyecto de ampliación de la refinería de Puerto La Cruz, Anzoátegui, con la Corporación Petrolera Nacional de China y la Hunday de Corea.

    Ambas empresas culminarán los trabajos de construcción de la ampliación del centro refinador que elevará su capacidad de producción de 250.000 a 350.000 barriles diarios, con una inversión de 12 millardos de dólares. “La puesta en funcionamiento prevista para 2012 fue diferida para 2016, pero la indisponibilidad financiera de Pdvsa retrasó una vez más el proyecto”, dijo Bodas.

    Productos para pagar deuda

    Una de las interrogantes que plantea el contrato de arrendamiento de las refinerías de Cardón y Amuay es si la producción de derivados petroleros, cuyo precio en el mercado internacional es mayor, será utilizada para pagar la deuda de Pdvsa y la República con China y Rusia, señalaron los representantes de la Futpv, José Bodas e Iván Freites.
    “Pensar esto no es descabellado, si se toma en cuenta que la deuda con esos países acreedores se cancela ahora con crudo”, manifestó Bodas. Freites mostró su inquietud sobre si las empresas extranjeras se encargarían de satisfacer la demanda del mercado interno de los hidrocarburos en el que el precio de la gasolina y el diesel están fuertemente subsidiados.
    “Lo lógico, y por soberanía nacional, es que Pdvsa se encargue de la comercialización, pero habrá una fuerte presión de los chinos y rusos porque ellos están aportando los reales para devolver la normalidad operativa al complejo refinador Paraguaná”, indicó.
    El Dato

    Los sindicatos están preocupados por la estabilidad laboral de los 6.000 trabajadores directos de Pdvsa, más otros 35.000 de las empresas contratistas que laboran en el complejo refinador Paraguaná, sobre todo porque los chinos ya lograron su exigencia de que 80% de la nómina de personal de Cardón provenga del país asiático, advirtió Iván Freites.

    La Cifra

    960.000 barriles diarios es la capacidad instalada de producción del centrorefinador Paraguaná, la segunda instalación en su tipo más grande del mundo.