Ministros llegaron a destiempo a su memoria y cuenta

 

Dayimar Ayala Altuve / @dayidayi

 

Los ministros llegaron tarde a la Asamblea Nacional en todo sentido. La Constitución exige que entreguen su memoria y cuenta en los primeros 60 días del año y asistieron cuando ya habían transcurrido 62 días de 2015. Asimismo, acudieron casi dos horas después de la hora que estableció el Legislativo para la rendición de cuentas.  Cero puntualidad.

Una comisión de diputados recibió al tren ejecutivo, que en el caso de los hombres vestía, casi uniformemente, corbatas “rojas-rojitas”. El vicepresidente Jorge Arreaza entró al hemiciclo agarrado de la mano de su esposa, Rosa Virginia Chávez, vitoreado por trabajadores de los diferentes despachos y bajo la mirada esquiva de los parlamentarios de la Mesa de la Unidad Democrática.

Las barras dentro de la AN gritaban “no volverán” y “Chávez vive”, mientras que afuera del Palacio también había bulla, pero de los manifestantes del Banco Industrial de Venezuela, que pedían ser escuchados por los personeros del gobierno, y la de los familiares de los presos del Rodeo II, que clamaban a la ministra Iris Varela para que respondiera sus peticiones.  Nadie recibió respuestas.

Los grandes ausentes fueron el ministro del Turismo, Andrés Izarra, y su homólogo de Deporte y Juventud, Antonio “El Potro” Álvarez. En sus puestos vacíos estaban los libros rojos de la gestión de 2014. De los presentes, el más aplaudido fue el ministro de la defensa, Vladimir Padrino López, célebre por aprobar la resolución 008610, esa que permite el uso de armas en las protestas pacíficas.

Arreaza dio cifras, pero también opiniones. Dijo que “Venezuela si está en transición, lo está de alguna manera desde 1999. La transición rumbo al socialismo” y para sustentar su planteamiento aseguró que 95% de los venezolanos tiene “las tres papas” todos los días;  que la pobreza extrema disminuyó en 5,4%; que no hay desabastecimiento en los anaqueles y que la inflación es “inducida”, aunque no dijo la cifra.

Para el vicepresidente las guarimbas de 2014, tenían como meta llevar a Venezuela a una guerra civil y precisó que factores de oposición han tratado de perturbar la economía venezolana. “¿Ustedes creen que no hay guerra económica? ¿Que no hay bachaqueros de este lado (Venezuela) y de aquél lado (Colombia)?”. Pero la verdadera revelación de la presentación de la memoria y cuenta fue el anuncio de que la gasolina será llevada a “precio justo”, sin indicar cuándo ni de cuánto sería el incremento.

Arreaza no desperdició la oportunidad de desacreditar a los dirigentes de oposición y allí,  ante los diputados de la MUD, los acusó de “golpistas, monstruos, vampiros y oligarcas de peluca”. Posteriormente, los demás ministros cumplieron la formalidad de entregar los libros de informe de gestión, que serán revisados por las diferentes comisiones de la AN.

La fiscal Luisa Ortega Díaz, también, debía presentar su informe de gestión, pero no asistió. Lo único que se supo fue que será el martes 10 de marzo cuando asista a rendir cuentas del 2014.

(Visited 3 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply