Militarización también fue una irregularidad en elección del #30J

La Red de Observación Electoral de la Asamblea de Educación emitió un comunicado en el que asegura que con la anuencia del Consejo Nacional Electoral se violentan derechos electorales y se destruye el sistema democrático, a la vez que considera una irregularidad la excesiva militarización del país, la opacidad y las incongruencias entre la asistencia reportada en los centros de votación y las cifras ofrecidas por las rectoras del CNE sobre la participación, cifra que fue puesta en duda este miércoles por la empresa Smartmatic.

“Numerosas irregularidades que atentaron contra la seguridad del voto fueron cometidas en esta jornada: ausencia de testigos, total alteración del sistema de votación tradicional, eliminación de los procedimientos para evitar el voto múltiple, la no verificación del padrón electoral, son solo algunas de las anomalías observadas.”

Estas irregularidades llevaron a la Red a decidir no hacer un proceso formal de observación. Sin embargo pudo detectar varias irregularidades, entre ellas figuran:

“No obstante ser un acto de naturaleza enteramente civil, el mismo fue anunciado oficialmente a los medios, el día anterior a la votación, por efectivos militares, arrogándose éstos una atribución que es competencia por ley del Consejo Nacional Electoral. Sin necesidad de mayores argumentos, el carácter castrense del anuncio le imprimía un sesgo conminatorio a la convocatoria, especialmente por no haber contado la misma con el requisito de aprobación por una mayoría del pueblo venezolano”

“Observamos el día domingo una toma militar del país, exagerada e innecesaria en condiciones normales, que extralimitaba la función que se le asigna habitualmente al llamado Plan , en resguardo de la integridad de los centros de votación. Otra evidencia de una inusual militarización del país para un acto de votación.

“En días previos y durante la misma jornada de votación, a través de las redes sociales y por testimonios personales, pudimos constatar cómo empleados y obreros de organismos y empresas del sector público, eran conminados por sus supervisores y ejecutivos a participar en la votación, bajo amenazas que ponían en juego su estabilidad laboral”.

 

“Como credencial de identificación se incorporó en esta oportunidad una pieza no prevista en la legislación electoral, llamada “Carnet de la Patria”, la cual, por declaración pública del propio Presidente de la República, permitiría conocer “para toda la vida” quién había cumplido con el voto exigido por el gobierno nacional. “Evidentemente, otro instrumento conminatorio”

Otro elemento que añadió de opacidad el proceso fue la extensión por el CNE de la zona de seguridad alrededor de los centros de votación hasta los 500 metros, obstaculizando de esta manera el libre acceso a los medios de comunicación, explican

“Asimismo, los días previos al evento se evidenció una ocupación abusiva e ilegal por parte del gobierno de los medios de comunicación en cadena nacional, para llamar a la participación y promover el voto por los candidatos identificados con el sector oficial, los únicos en esta ocasión”.

 

“Como consecuencia del clima de crispación social que antecedió la convocatoria de esta jornada electoral,  más de diez venezolanos murieron en las calles, centenares resultaron heridos o presos, hogares fueron atacados e invadidos y hubo represión generalizada contra civiles en prácticamente todos los centros poblados del país. Este domingo 30 de julio de 2017 quedará registrado como la jornada electoral más violenta y sangrienta de nuestra historia republicana”.

 

Afirma la Red de Observación Electoral que a lo largo del horario establecido para la votación pudo observar por testimonies de colaboradores, medios públicos y redes sociales, una menguada participación de electores, muy inferior a la de cualquier acto de votación nacional reciente.

De esa apreciación de la afluencia a los centros de votación infieren una notable incongruencia con la cantidad de participantes que anunció el CNE.

Asimismo, “estimaciones realizadas con métodos estadísticos, verificados en numerosas elecciones de los últimos años, nos revelan una discrepancia enorme con las cifras oficiales”.

Agregan que tal observación es refozarda con el anuncio que acaba de realizar este miércoles 2 de agosto Smartmatic, encargada del proceso automatizado electoral, en el cual se señala que lo anunciado por el CNE supera en por lo menos un millón de votos a la participación registrada por esta empresa, “lo cual demuestra que hubo una grave manipulación”.

  • Ruben Arnaldo Navas

    Ratas chinas, ratas rusas, ratas cubanas, y ratas militares, o sea un nido de ratas