Maduro convocó congreso para reunir a consejos productivos de trabajadores

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, encargó hoy a los “consejos productivos de trabajadores” un “plan de desarrollo del socialismo económico” para “las 800 empresas fundamentales del país”.

El líder de la Revolución Bolivariana convocó a estos órganos -que según un decreto de 2016 tienen la misión de “impulsar la participación de la clase obrera” en la gestión de la actividad productiva en empresas públicas y privadas- a un “congreso nacional” el próximo martes para elaborar este plan.

“Ha llegado la hora de una nueva etapa para acelerar la construcción del socialismo económico productivo, y le entrego esa tarea al ministro del Trabajo, junto al ministro de la Economía”, dijo Maduro durante un acto con simpatizantes para conmemorar el centenario de la Revolución Bolchevique.

Según el dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), este camino “es la única forma de cortarle la mano a la guerra económica“.

“No hay otra, camaradas, todo el sistema distributivo y comercializador, y de fijación de precios está podrido, tenemos que hacerlo de nuevo, y eso solo lo puede hacer una revolución que base su poder en el poder de los trabajadores, de las trabajadoras, en el poder del pueblo”, concluyó el jefe de Estado.

Según el decreto que los reconoce, los Consejos Productivos de Trabajadores deben servir de “apoyo a la Gran Misión Abastecimiento Soberano“, nombre que recibe el conjunto de políticas de Estado con que el Gobierno chavista busca “garantizar” el acceso de los ciudadanos a alimentos, medicinas y otros productos básicos.

Maduro anunció en septiembre un nuevo sistema de fijación de precios para 50 productos básicos, que ya se ha aplicado para productos como la carne de res, que según han denunciado productores y carniceros ha desaparecido de algunos mercados desde que empezó a hacerse efectivo.

Venezuela entró el pasado mes de octubre en hiperinflación y sufre la escasez de algunos alimentos, medicamentos y otros productos básicos.

La patronal, la oposición y numerosos economistas atribuyen estos problemas a las políticas de planificación central del Gobierno, que achaca la situación a una “guerra económica” que las empresas privadas y Estados Unidos estarían dirigiendo contra el pueblo venezolano.

Foto: Prensa presidencial

EFE