López Maya: La protesta en la era del chavismo recuerda a la etapa pos Caracazo

Existe un paralelismo entre la protesta de los últimos 17 años de la denominada “revolución” y las manifestaciones de calle de la “cuarta república”, en opinión de la historiadora y analista política, Margarita López Maya.

Ante la proliferación de protestas por comida este año –el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) promedió cinco diarias en los primeros cinco meses de 2016– la experta enumeró seis principales características que guardan similitud con el pos Caracazo de la época de Carlos Andrés Pérez y trazó algunas consideraciones para lograr una transición política democrática en el país.

Estas son:

1.La protesta crece año a año.

2.Los actores participantes son múltiples y débiles: actualmente, los sindicatos (que son la representatividad más directa de los sectores menos favorecidos) están divididos y cooptados.

3.Tienen una naturaleza confrontacional predominante: la violencia es utilizada como arma política.

4.Tienen motivaciones fundamentalmente socioeconómicas como la exigencia de comida.

5.El Gobierno reprime y viola los derechos humanos al criminalizar las manifestaciones.

6.Existe una ausencia de instituciones de resolución de conflictos. Los partidos y los Poderes del Estado dejan de ser mediadores de los problemas de la gente y se desligan.

Durante el foro “¿Democratización?, la dinámica del cambio político en Venezuela”, organizado por el Centro de Estudios Políticos de la Universidad Católica Andrés Bello, López Maya explicó que en la época de la democracia representativa el ingreso fiscal petrolero garantizaba los acuerdos entre las élites políticas.

“En el fondo de la ilusión de armonía estaba el hecho de que la conflictividad se apaciguaba con el ingreso petrolero, los conflictos se solucionaban a realazo limpio, pero ahora no hay renta qué repartir”, manifestó.

La disposición de “ceder terreno” es fundamental para negociar una transición democrática. También es imprescindible fortalecer los sindicatos y la autonomía de la sociedad civil para que tenga incidencia dentro de los sectores de poder, señaló.

“Cuando tenemos organizaciones sindicales débiles y fragmentadas no hay representación de los sectores menos favorecidos y más alejados del poder. Los partidos políticos deben actuar para garantizar la autonomía de la sociedad civil venezolana en medio de la construcción de institucionalidad democrática”.

En la reforma también debe incluirse la “salida” del Consejo Nacional Electoral de las elecciones sindicales, dijo la experta.

¿Se trata de un estallido social?

López Maya opinó que el proceso de implosión social se está produciendo y los focos de saqueos que se han registrado en el país lo evidencian. 

También señaló que la principal diferencia de lo que pasó en el Caracazo es que los medios están controlados por el Estado, pero las penurias económicas se mantienen.

Foto: prodavinci.com

(Visited 5 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply