La MUD tiene los candidatos y el apoyo pero no la estrategia electoral, advierten expertos

Las elecciones que están más próximas en el calendario son las regionales y, aunque el CNE sigue sin pronunciarse, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) tampoco pareciera estar enfocada en cuajar una estrategia electoral ganadora, afirman expertos consultados.

Estos, además, coinciden en que lo primero que debe hacer la coalición es “oxigenar su estructura interna” y definir la parte operativa con la que elegirán a los candidatos y diseñarán las propuestas de los gobiernos regionales.

Visibilidad y disyuntiva

El politólogo Ricardo Sucre señala como un punto a favor de la MUD la preferencia electoral. “Que la MUD se mantenga como primera entre las preferencias, con todos los errores cometidos en 2016, es una gran ventaja”.

La visibilización de algunos candidatos es otro terreno ganado. “La oposición tiene figuras que puede presentar en los estados, algunos ya anunciados, otros en privado”.

Sucre opina que uno de los escollos que debe superar la coalición opositora es la disyuntiva entre la salida insurreccional y la electoral.  “La MUD debe asumir con aplomo alguna de las dos vías porque ambas son incompatibles. La segunda desventaja es que como en la MUD hay diferencias entre grupos políticos, ahora más estructurales y profundas, esto puede afectar la escogencia de los candidatos”, expresa.

Agrega que la oposición debe superar la “censura y discriminación” que en su propio discurso ha tenido con las elecciones a gobernadores. “Desde 2016 se han visto estas elecciones como una especie de premio de consolación por el fallido intento del referendo revocatorio”.

El analista subraya que las regionales tampoco pueden ser sobredimensionadas, aunque destaca los pros que tiene la celebración de estos comicios: “No es lo mismo controlar tres gobernaciones que poder movilizar y activar la mayoría de los estados. La oposición tendría una nueva plataforma de poder, incluso para presionar el diálogo”, argumenta.

Falsas expectativas

El analista político Gabriel Reyes también advierte sobre las “falsas expectativas” que pudieran generarse en la población de cara a las regionales.

“Veo en este momento una democracia moribunda y no pareciera que una victoria de las regionales es suficiente garantía para refrescar la democracia. (…) La estrategia de la consecución del poder parcial es una falacia porque el Gobierno no está dispuesto a ceder espacios, el riesgo de que nombren a 23 protectores en los estados está ahí”, opina.

En 2013, el presidente Nicolás Maduro nombró a Elías Jaua, hoy ministro de educación, como el “protector de Miranda”, una figura que “usurpa” funciones de la gobernación del estado, en manos del opositor Henrique Capriles. Y en 2015, a la almirante Carmen Meléndez como “madrina protectora” de Lara, gobernada por Henri Falcón, integrante de la MUD.

Reyes señala que la MUD debe “oxigenar su estructura interna. La estructura está muy desgastada, debe reorganizarse y dar mayor amplitud, buscar nuevos liderazgos y una mejor estrategia de comunicación”.

“El Gobierno sabe que le espera voto castigo y no tiene argumentos políticos para lograr una victoria. El tema es que mientras el Gobierno está afinando su estrategia clientelar, con este tema del Carnet de La Patria como una forma de comprar votos, la MUD está dispersa, sin un discurso coherente y sin una estrategia de país”, concluye Reyes.

Foto: http://notihoy.com/