La campaña inicia entre choque de maquinarias y “guerra de encuestas”

Finalmente llegó el día. A partir de las 6:00 de la mañana de este viernes, 7 de noviembre, los partidos políticos tendrán tres semanas para buscar sus votos en campaña.

El inicio de la contienda se da en medio del choque de maquinarias y la “guerras de encuestas” entre el Polo Patriótico, la Mesa de la Unidad Democrática y los independientes.

La disponibilidad de recursos económicos y la construcción de un aparato de movilización consolidado son algunas de las ventajas que tiene el oficialismo. Mientras que del lado opositor son las encuestas y el creciente malestar social por la crisis económica, apuntó el politólogo John Magdaleno.

“El chavismo no solo cuenta con recursos económicos, aunque disminuidos, también dispone de las instituciones públicas, de un aparato de movilización muy importante y un aparato de inteligencia política que se compone de asesores nacionales y extranjeros y de un equipo de monitoreo de medios y de estudio político de encuestas”, señaló.

También tienen a su favor un sistema electoral que “sobrerepresenta” a los diputados en algunos circuitos, por lo que la mayoría de votos no determina el número de diputados. “Con la promulgación de la Ley Orgánica de Procesos Electorales de 2010 se consolida un sistema electoral mixto-mayoritario con la idea de asegurarle al chavismo un piso en aquellos estados que tradicionalmente han votado a su favor”, manifestó.

Sin embargo, el especialista en análisis de datos aseguró que el voto castigo ya se formó y que es muy poco probable que la tendencia que sitúa a la oposición en casi 30 puntos de ventaja sobre el oficialismo, se revierta.

“Los estudios dicen que alrededor de 7 de cada 10 electores que declara su preferencia, ya decidió por quién vota cuatro o seis meses antes de la campaña. Esto quiere decir que quedan alrededor de 3 de cada 10 personas por persuadir; es decir, la mayoría que revela su preferencia hoy ya tomó su decisión”, explicó.

Agregó que la caída en los ingresos petroleros impactará el financiamiento de la propaganda. “Cuando los recursos disminuyen la política se vuelve más compleja y aunque el oficialismo supera en esto a la oposición cuenta con recursos disminuidos. En 2012 los ingresos por petróleo fueron de $94 mil millones aproximadamente, actualmente, se habla de $32 mil millones de dólares por exportación petrolera. Eso equivale a un tercio de lo que dispusieron en 2012”.

Pese a que es improbable que los resultados de las encuestas (Venebarómetro y Datanálisis) cambien, no descartó que se pudieran producir “alteraciones” que supongan pequeñas brechas de votos en algunas circunscripciones.

La MUD tiene en contra las aspiraciones personales que se forman en sus filas. “El acuerdo de la MUD es de índole electoral, la elección está postergando conflictos que probablemente se producirán en el periodo poselectoral”.

A esto se añade la oferta política “poco clara” y la carencia de liderazgos, según el politólogo Juan Manuel Trak. “La oposición no ha sabido capitalizar todo el descontento porque hay mucho miedo de parte del chavismo no madurista acerca de lo que podría hacer la oposición si gana. Tampoco hay un proyecto social creíble que los convenza”, dijo.

En contraste, destacó que por primera vez en una elección hay un sentimiento de amplio malestar y el chavismo “no va ganando ni empatando”.

Los escenarios

  1. Mayoría Simple. La oposición sacará de 84 a 100 diputados, lo que representa la mayoría simple. Este es el escenario más factible para los expertos consultados es el de la mayoría simple para la oposición.
  2. Mayoría Calificada. La oposición sacará las 3/5 partes de la Asamblea Nacional, es decir, 100 diputados, o las 2/3 partes de 111 parlamentarios en adelante. Poco probable porque está sustentada en estudios que no comprenden las variaciones de la campaña que está por comenzar.
  3. Se revierte el resultado. El oficialismo obtiene mayoría simple. Es la opción menos probable, pero podría ocurrir si se da “algún evento poco previsible, una sorpresa”.