Internacionalistas advierten que Venezuela quedará más aislada tras la Cumbre de las Américas

La ratificación del desconocimiento a las elecciones presidenciales del 20 de mayo y sus resultados por parte de los países del Grupo de Lima, así como el llamado de Estados Unidos a más sanciones en la región contra el Gobierno de Nicolás Maduro, fueron parte de la agenda de la recién finalizada Cumbre de las Américas, que a pesar de no emitir una conclusión final en la capital peruana, tuvo al caso Venezuela como principal protagonista.

Para el presidente del Colegio de Internacionalistas de Venezuela, Juan Francisco Contreras, en el corto plazo no se ve para el país una mejora, toda vez que en el discurso del Ejecutivo venezolano y su posición de reto a los países de la región ante un proceso electoral que carece de las garantías para hacerlo competitivo, son una piedra más de tranca a la situación por la que atraviesa la nación.

“La situación es que no se visualizan mejoras, si este Gobierno se empeña en realizar un proceso electoral con la advertencia de la comunidad internacional. Vamos a estar mucho más aislados, en una situación más difícil (porque) son los países importantes de la región los que no van a reconocer el Gobierno que surja”, advierte Contreras.

A su juicio, las posiciones claras de los presidentes que en el pasado reciente fueron aliados e importantes socios comerciales de Venezuela dejan ver que, aunque traten de buscar una salida menos traumática para el complicado panorama de los venezolanos, todavía no hay una vía que los lleve a tomar acciones en conjunto sobre este materia.

No obstante, algunos sí han tomado posiciones más duras -como Panamá– en el marco del derecho internacional, que en la práctica representan el aislamiento de un país que servía como puente para conectar con el resto de Latinoamérica.

El abogado experto en materia internacional, Emilio Nouel, recuerda por su parte que aunque pudiera cumplirse la solicitud del vicepresidente estadounidense Mike Pence, de aplicar más sanciones al Gobierno, serían medidas unilaterales, porque dentro de la Organización de Estados Americanos (OEA), no hay los suficientes votos o la fuerza para que se adopten medidas desde el seno del organismo, como ya se ha vivido en el pasado.

Cita por ejemplo el caso de Brasil, que a pesar de ser uno de los que más recibe el impacto de la migración venezolana en su frontera, el gobierno de Michael Temer y la tradición diplomática del gigante suramericano, aboga por salidas multilaterales más que acciones aisladas.

Ante ese exhorto de más sanciones, Nouel considera que “pudieran sumarse algunos países, pero no todos y no es que no quieran tomar medidas más fuertes, pero responden a realidades políticas nacionales, a tradiciones diplomáticas particulares”, destacó. Para él, existe mayor posibilidad que naciones como Argentina, Chile o Perú sí ingresen al campo de las acciones particulares, pero dependerá de la disposición de sus gobiernos y serían en materia financiera.

Sin embargo, recordó que los países del Grupo de Lima representan el 90% de la población y, en términos económicos y políticos, tienen el mayor peso de la región, lo que debe ser considerado por el Gobierno de Maduro, pese a la desestimación que hasta ahora ha dado a todos los llamados que realizan contra su gestión.

Nouel dice que ante este panorama hay una situación de incertidumbre porque se desconoce si vendrán medidas más fuertes. “Pero creo que sí va a seguir habiendo una presión política fuerte, presión declarativa de todos los países para seguir cerrando el cerco al Gobierno venezolano  y a esto se suman medidas de la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá“.

Contreras resaltó que al mantenerse firmes con lo de no reconocer al Gobierno nacional que surja del 20 de mayo, a partir de allí los países “podrían apoyar cualquier cosa, que el Gobierno no es legítimo y eso lo que hará es aislarlo. Venezuela se ha convertido en un problema importante, pero la interrogante es cómo se soluciona el problema sin agravar la situación que viven los venezolanos”.

Embargo petrolero perjudicará a todos

Tanto Contreras como Nouel refieren que las sanciones petroleras -planteadas por los sectores más radicales- pondrían al país en una situación más dramática, porque no solo afectarían al Gobierno, que recibe de Estados Unidos el pago por la poca producción de petróleo que se mantiene y representa más del 90% de las divisas que entran al país, sino a los ciudadanos.

“Creo que la comunidad internacional ha estado pensando aplicar sanciones de forma quirúrgica y que eso no llegara a afectar a los venezolanos. Una de las formas serían las sanciones para el petróleo venezolano, pero si toman esa decisión, no solo afectarán al Gobierno sino también a los venezolanos. Con ese poco dinero que entra del petróleo que paga EEUU es que está sobreviviendo el país”, sostuvo Conteras.

Y en ese sentido, Nouel dijo que aunque el Gobierno de Donald Trump lo está sopesando, no lo aplica aún porque sabe el impacto que causará en el común de los venezolanos. “Ya Venezuela tiene cerradas todas las puertas en  el tema financiero y de los bancos, lo único que le queda es lo que le cobra a Estados Unidos de la venta de petróleo y lo que le pudieran dar los chinos o los rusos. De resto, no tiene otros fondos sino la última información es que está vendiendo oro a cómo dé lugar”.

Países piden restaurar la democracia en Venezuela desde la VIII Cumbre de las Américas

Foto: EFE

(Visited 171 times, 1 visits today)

Comentarios

¡Suscríbete!