Insuficiencia de captahuellas limita validación de partidos, según expertos

A tres días del inicio del proceso de renovación de los partidos políticos, el Consejo Nacional Electoral (CNE) publicó un comunicado con la ubicación de los puntos de recolección de manifestaciones de voluntad y las captahuellas que se dispondrán para llevar a cabo el proceso.

Si se cruza el registro electoral que corresponde a cada entidad con las máquinas que serán distribuidas, llama la atención que el mayor número de captahuellas y de puntos estará en Táchira y no en Zulia o Miranda, los estados que tienen más electores registrados por su población.

Este desequilibrio estaría relacionado con el principio de distribución que las autoridades electorales aplicaron que es el de asignar una captahuella por municipio. Así, Táchira y Falcón son los más favorecidos por tener el mayor número de municipios, señaló el consultor electoral Aníbal Sánchez.

Sánchez precisa que solo en Maracaibo cada partido debe recoger 4 mil manifestaciones de voluntad, lo que es imposible de lograr con las cuatro máquinas que dispuso el Poder Electoral en ese municipio.

“La infraestructura no va a permitir que validen, incluso poniendo el tiempo más eficiente de un minuto por elector, solo van a poder registrar 3.600 huellas; es decir, cada partido va a lograr reunir, a lo sumo, 1.800 manifestaciones de voluntad y para poder alcanzar el mínimo exigido tendrán que hacer el carreteo de los militantes a Maracaibo otro municipio como La Guajira”, explicó.

Agregó que esto implica más gastos logísticos para los partidos que se verán obligados a movilizar a sus militantes de un municipio a otro.

El politólogo especialista en procesos electorales Jesús Castellanos también afirmó que “la definición de los puntos, atendiendo como único criterio el número de municipios por entidad o de parroquias en el caso de Distrito Capital y Vargas, desconoce por completo la realidad geográfica del país, sea por características geográficas, densidad poblacional, etc (…) hay serias discrepancias entre el peso del registro electoral y el número de puntos definidos”.

Castellano calculó que en el estado Zulia deben colocarse 45 puntos en lugar de los 21 que le fueron asignados. En base a esta estimación, el órgano comicial dispuso solo 50% de los puntos que se requerían para atender la población electoral de este estado.

Sin auditoría

Sánchez resaltó que los electores no recibirán una constancia con la que puedan corroborar si su manifestación de voluntad se corresponde con su deseo. “Los electores tendrán que confiar en que el operador está registrando correctamente su manifestación de voluntad porque no van a recibir ningún comprobante; es decir, no podrán hacer la auditoría en caliente sino que tendrán que esperar hasta junio, cuando se habrá el lapso de impugnaciones, para verificar si su registro es correcto”, manifestó.

En caso de que el elector detecte que su registro es incorrecto, solo podrá solicitar su exclusión de algún partido. Por ejemplo: Si un varguense decidió apoyar a Avanzada Progresista, pero al buscarse en la página web del CNE aparece como militante de Un Nuevo Tiempo, podrá solicitar su exclusión de las filas de UNT, pero no podrá sumarse a las de AP.

Además, el software de captación y de registro no ha sido auditado, denunció el especialista, lo que le resta credibilidad al proceso de renovación.

Otra de las desventajas que enumera el consultor político es que los partidos solo podrán tener un testigo por cada punto y no por cada máquina, lo que limita la observación y detención de posibles irregularidades. “Con estas condiciones y lapsos, los partidos no van a tener tiempo para tomar los correctivos necesarios ni para hacer esquemas organizativos”, opinó.

Foto: http://notitotal.com/

(Visited 3 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply