Hasta orines echaron a militantes de PJ para sabotear validación del partido

puntos-de-validacion

El director del Observatorio Electoral Venezolano, Luis Lander, denunció que la red de observadores ha presenciado ataques contra los toldos dispuestos por el Consejo Nacional Electoral sin que los miembros del Plan República -efectivos militares asignados al resguardo de procesos electorales- actúen para evitarlo.

“Un observador fue testigo cuando un colectivo desalojó a los miembros del CNE y de Primero Justicia del único punto de validación que hay en la parroquia 23 de enero, ubicado en el Bloque 7 de Monte Piedad. No hubo agresión física, pero hubo amedrentamiento y estas personas estaban armadas”, reseñó Lander.

De los edificios de la populosa parroquia capitalina arrojaron orines a la gente que estaba en cola esperando para validar, y el Plan República dejó que se suspendiera el proceso. Esto es sumamente grave y no hay respuesta institucional”, manifestó.

El mismo sábado, el secretario general de organización de PJ, Edinson Ferrer, alertó en su cuenta de Twitter que presuntos colectivos habían intentado sabotear el proceso en San Bernardino y que incluso habían disparado al aire.

Lander recordó que en Caricuao, en el punto ubicado en la UD3 al lado de la estación del metro Zoológico, también se reportó una situación violenta contra un toldo de Voluntad Popular, el cual fue quemado sin que los guardias nacionales intervinieran.

Lander expresó que las máquina captahuellas adicionales han sido otorgadas de forma irregular, aunque señaló que la información que manejan sobre los casos es muy opaca porque no hay respuesta oficial del CNE.

Por su parte la directora del Observatorio Global de Comunicación y Democracia y miembro de la Red Electoral, Griselda Colina, coincidió en que existe opacidad en la asignación de captahuellas adicionales que autoriza el Consejo Nacional Electoral para que los partidos renueven su militancia.

La disparidad entre el número de máquinas de contingencia que fueron habilitadas el primer fin de semana, cuando se inició el proceso de renovación, y las habilitadas este 18 y 19 de marzo, revela discrecionalidad del órgano comicial.

“Ayer vimos que en zonas como Chacao, Baruta y El Hatillo no habían autorizado la instalación de captahuellas adicionales, a pesar de que se hizo la solicitud”, refirió Colina.

Los dirigentes de Primero Justicia, uno de los partidos que participó en el proceso, denunciaron que incluso les habían quitado captahuellas en algunos puntos del Distrito Capital y en el estado Zulia.

Participación masiva

Pese a las irregularidades reportadas, Colina destacó como positiva la participación masiva de los venezolanos tanto de simpatizantes como de militantes en el proceso de validación de los partidos políticos, un proceso que ha sido cuestionado por los difíciles requisitos que ha impuesto el CNE.

“Los ciudadanos han tomado la calle y eso demuestra el espíritu democrático que caracteriza a los venezolanos, demuestra que existe una necesidad de que se convoquen elecciones”, manifestó.

Sobre el tiempo de registro, señaló que el promedio ha mejorado hasta llegar a 1 minuto y 30 segundos, a diferencia del primer fin de semana de validación cuando los electores tardaban hasta 12 minutos en registrar sus datos y estampar su huella.

Foto: eluniversal.com