“Golpe judicial” busca despojar a la MUD de la mayoría calificada, aseguran especialistas

Un “intento de golpe judicial” fue denunciado por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) el martes 22 de diciembre, horas antes de que empezara la sesión extraordinaria convocada por la Asamblea Nacional. Representantes del sector opositor alertaron sobre un supuesto recurso introducido por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) contra 22 de los diputados electos. Luego el mismo TSJ desmintió este señalamiento. Sin embargo, una semana después, se concretó una acción judicial ante la Sala Electoral, que salió de sus vacaciones para recibir recursos de excandidatos chavistas contra 8 parlamentarios ya proclamados de la Unidad.

Frente al escenario de lo que pueda pasar de aquí al 5 de enero, expertos consultados coinciden en que la medida tendría como “claro objetivo” despojar a la MUD de la mayoría calificada.

De hacerse efectiva la impugnación, la resta dejaría a la oposición con 104 diputados en total, sin la mayoría de dos terceras partes ni la de tres quintas. Esto le quitaría el poder de modificar leyes orgánicas, designar y remover integrantes del Consejo Nacional Electoral, sancionar leyes habilitantes, entre otras acciones políticas.

Para los especialistas, el “golpe judicial” que alertó la MUD es inconstitucional y llega a destiempo, luego de que figuras del Gobierno aceptaran los resultado y de que incluso la rectora del CNE, Tibisay Lucena, los reconociera.

“El Gobierno ha dicho que el Poder Electoral de Venezuela es el más eficiente, que el software es el mejor del mundo. Participaron en todas las auditorías de máquinas que se realizaron antes de las elecciones y ahora dicen que hubo un problema. Algo que en 15 años no hubo”, afirmó Pedro Alfonso del Pino, abogado constitucionalista, a Efecto Cocuyo.

“Estas son las elecciones que se hicieron con su CNE, con su personal, con todo lo suyo y ahora vienen a desconocerlas”, dijo Blanca Rosa Mármol de León, exmagistrada del Tribunal Supremo de Justicial (TSJ). Por su parte, el jurista Gustavo Linares Benzo agregó que antes de las elecciones, el Gobierno firmó que reconocería los resultados, fue el pasado 26 de octubre cuando el presidente Nicolás Maduro firmó el acuerdo durante una transmisión nacional.

Chúo Torrealba, secretario de la coalición de partidos opositores, informó que el despacho de la Sala Electoral abrió para recibir un recurso entregado por el Psuv aun cuando desde el 11 de diciembre hasta el 7 de enero estaba previsto que estuviese cerrada por vacaciones.  Linares Benzo aseguró que “los tribunales no pueden actuar en vacaciones y menos en estas fechas navideñas”.

“Si estaba de vacaciones y se reincorporaron entonces la habilitaron por la urgencia del caso”, apuntó Mármol de León.

Aunque se desconocen los argumentos esgrimidos para los recursos de nulidad contra la elección de estos 8 parlamentarios que resultaron electos el pasado 6D, Pedro Alfonso del Pino dice que uno de los argumentos  podrían ser los 697.947 votos nulos registrados en los pasados comicios, lo que significa que el sistema electoral calificado como el más efectivo y transparente del mundo falló.

“Es algo que se le ha escuchado decir mucho a Jorge Rodríguez y a otras figuras del Gobierno. Sin embargo, los votos nulos no son en ningún caso motivo para anular una elección”, precisa del Pino.

De acuerdo con el abogado, la normativa establece que unos comicios pueden ser anulados cuando no se determine con claridad cuál fue la voluntad del elector. No obstante, el experto considera que el planteamiento de los votos nulos no permite saber cuál es esa voluntad. “Incluso el voto nulo puede ser una manifestación del elector. Este recurso es inconstitucional, ridículo e inconveniente y busca tumbar la mayoría calificada”, aseguró.

Tanto Linares Benzo como Del Pino aseguran que de anular los votos a favor de un diputado por cualquier razón, se tendrían que convocar a elecciones en las mesas o centros de votación en donde se hubiesen producido los inconvenientes. Unos comicios nacionales quedan descartados.

Para hacer frente a “la maniobra” del Gobierno, la oposición tiene tres posibles escenarios, según Linares Benzo: La MUD podría oponerse a esta medida preventiva, la sala electoral que la recibió pudiera revocarla o se podría intentar un recurso frente a la sala constitucional. Sin embargo, el abogado asegura que las decisiones que recaen en el Poder Judicial siempre serán favorables al oficialismo.

La sala electoral va a tener que ir en contra de 15 años de jurisprudencia para darle la razón al Gobierno y oponerse a la juramentación. Nunca ha sentenciado a favor de la oposición”, concluyó Linares Benzo. Aún así, el jurista indica que el TSJ tendría que pasar por encima de la presidenta del CNE, Tibisay Lucena.