Félix Seijas: Si el #16Jul hubiera sido una elección, la oposición sacaba fácilmente 9 millones

Las reacciones fueron muchas y muy variadas luego de que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunciara que según el 95% de las actas, 7.186.170 venezolanos habían participado en la jornada del 16 de julio. Sin embargo, el docente universitario y director de la encuestadora Delphos, Félix Seijas, asegura que la cifra alcanzada en la consulta popular representa el nuevo “piso” con el que cuenta la oposición de cara a unas elecciones.

“No son 7 millones de personas que salieron a votar, sino que salieron a protestar su derecho a la rebelión civil, a la desobediencia”, expresó el también estadístico.

Explicó que la oposición logró esta cifra en condiciones muy adversas, por lo que no se trata de un número para desestimar. Entre los obstáculos que mencionó el analista están: la falta de publicidad y de recursos, la necesidad de planificar una organización compleja, la carencia de una plataforma masiva para dar a conocer la actividad, las amenazas por parte del oficialismo y el encarcelamiento del “cerebro clave” de estas operaciones, Roberto Picón, actual asesor de la MUD.

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, indicó durante el cierre de la jornada que los números alcanzados demostraban que el presidente Nicolás Maduro estaba “matemáticamente” revocado. Pese a que este lunes 17 de julio se escrutó la totalidad de los votos y se determinó que 7 millones 600 mil venezolanos participaron en el plebiscito —poco más de lo requerido para el revocatorio— Seijas insiste en que el evento del domingo no puede tener una interpretación electoral porque “no hubo elecciones“.

Sin embargo, el director de Delphos C.A. considera que, de haber contado con el despliegue de cualquier otro proceso electoral, el plebiscito hubiera sobrepasado los 7 millones con creces.

“Si se hubiesen hecho elecciones como las de un referendo, donde es más difícil amenazar a la gente con descubrir su identidad y es posible garantizar el carácter secreto del voto, la oposición hubiera llegado fácilmente a los nueve millones”, indicó.

Para el especialista, lo mejor de la jornada del 16 de julio fue la combinación de la capacidad organizativa de la MUD con la espontaneidad de la gente. “Uno no sentía rabia. Sentía alegría, ánimo y esperanza”, afirmó.

Lo que faltó, dijo, fue mayor cobertura de los medios de comunicación audiovisuales luego de que Conatel los censurara de cara a la consulta popular. “Lo ideal hubiera sido que ningún medio respondiera a esa amenaza. Sin embargo, lo que se logró ayer fue inocultable”, explicó.

Seijas considera que la oposición demostró al Consejo Nacional Electoral que es posible hacer una organización de este tipo sin su participación y que la necesidad de la ciudadanía para expresarse se encuentra en las urnas.

El 80% de la población quiere un cambio, eso es lo que repiten la mayoría de las encuestas del país. En una parte de ese porcentaje están los 7,6 millones de venezolanos que protestaron con el plebiscito. El otro resto, expresó el experto, debe capitalizarlo la MUD para frenar al Gobierno.

“Un 15% de ese 80% es el chavismo que quiere que ese cambio sea dentro del mismo Gobierno. También hay otro porcentaje de personas que no confía en la MUD. Lo que queda por hacer para la oposición es contarle a la gente cuáles son sus intenciones para lograr capitalizar esa parte. Solo así podrá duplicar el peso que viene arrastrando el Gobierno“, finalizó.