En riesgo pago de proveedores internacionales y Simadi tras decisión del Citibank

Todas las transacciones financieras de Venezuela con Estados Unidos y el resto del mundo se transaban a través del Citibank. El propio presidente Nicolás Maduro admitió que a través del banco estadounidense se pagaban, en 24 horas, todas las cuentas que necesita pagar el país para honrar sus compromisos internacionales.

Con la decisión de Citigroup de descontinuar la banca de corresponsalía con el Banco Central de Venezuela (BCV), el sistema de pago a proveedores internacionales y las operaciones de Simadi están en riesgo.

El economista y calificador de Riesgo Bancario, Leonardo Buniak, explicó que el cierre de Citibank en el país podría perjudicar la sostenibilidad de las importaciones y exportaciones. “Este es un corredor financiero para enviar y recibir dinero, su cierre coloca una alcabala al sistema de pagos internacionales del país. Lo más preocupante es que las razones que alega el banco son consideradas por los otros corresponsales e inversores internacionales. Hay una percepción de que el riesgo país de Venezuela es muy alto”, declaró.

Para evitar la paralización del sistema de pagos internacionales, Venezuela tiene un plazo de 30 días para buscar otros bancos corresponsales que estén dispuestos a operar en medio de una compleja situación económica.

Tarea “nada fácil”, según el vicepresidente de ventas para América Latina de XP Securities (compañía dedicada a brindar servicios de acceso a mercados internacionales de acciones, renta fija y derivados). El analista explicó al canal de noticias CNN en español que las acusaciones de presunta corrupción y lavado de dinero asociado a funcionarios venezolanos incrementan la percepción de riesgo y que la situación económica en Venezuela dificulta encontrar un banco americano dispuesto a asumir las operaciones de Citibank.

“El gobierno debe buscar otro banco en China o con otro aliado comercial porque probablemente ninguno de los bancos americanos esté dispuesto a hacerlo”, afirmó.

De acuerdo con los datos que maneja Restrepo, Citibank factura cerca de 76 mil millones de dólares en todo el mundo por lo que debe cuidar el “riesgo reputacional”.

¿Bloqueo Financiero?

La versión del Gobierno venezolano señala que el banco estadounidense busca bloquear financieramente al país como retaliación política.

Sin embargo, Buniak considera que existen suficientes motivos para que la entidad decidiera cerrar sus operaciones en Venezuela.

“Citibank dice que esta es una decisión de rutina asociada a la gestión de riesgos. Venezuela está siendo mirada por las agencias calificadoras de riesgo y los inversores internacionales como un mercado difícil. Se estima una contracción económica de 8 a 10 puntos, una inflación de más de 300% si se calcula en base a los precios regulados, y hay una débil capacidad de flujo de caja que se expresa en la escasez de materia prima, bienes y servicios por la caída de los ingresos petroleros. Todo esto genera la percepción de que el país caerá el default (incapacidad de pago) en 2017  aunque hasta el momento haya honrado todos sus compromisos”, apuntó.

El Simadi está en “el limbo”

La empresa de análisis de entorno macroeconómico y planificación estratégica Ecoanalítica también tomó postura.

Los analistas de la firma consideran que la decisión de cerrar las cuentas del BCV y BdV por parte de Citibank tendrá impactos negativos en la gestión operativa del Simadi/Dicom.

“Toda la operativiad del Simadi se centralizaba en el BCV a través e Citibank. Ahora queda en el limbo”, sostienen.

Foto: la Patilla.

(Visited 5 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply