En normalidad transcurren primeras horas de validación de Voluntad Popular y 5 partidos

A pesar de algunos contratiempos -como el asedio de grupos oficialistas en La Vega, Caracas-, a eso de las 10:00 am todas las máquinas estaban funcionando para validación de seis partidos, entre los que se encuentra Voluntad Popular. Para renovarse cada partido debe recolectar firmas de, al menos, el 0,5% del registro electoral en por lo menos 12 entidades federales.

Según el diputado Juan Andrés Mejía, miembro de la tolda naranja, en el territorio nacional se han reportado algunas irregularidades en el proceso: en los estados Carabobo, Vargas, Zulia, Guárico y Nueva Esparta se han registrado problemas con las máquinas y, en el caso preciso de Guárico, hubo una falla eléctrica que fue resuelta con el uso de una planta externa puesta por el partido.

“La presencia en todos los puntos ha sido masiva. El pueblo ha respondido positivamente”, aseguró Mejía, quien dijo estar “seguro” de que Voluntad Popular logrará las firmas necesarias. Desde la plaza Bolívar de Chacao, explicó que el proceso termina mañana domingo 12 de marzo, pero que si a esa hora hay electores en la cola debe permitírseles firmar.

En el mismo punto estaba la activista Lilian Tintori, esposa del líder de VP Leopoldo López, diciendo que los miembros de ese partido “están dado el todo por el todo” por el rescate de la democracia y la recuperación del partido.

Tintori validó en ese punto, que a las 11:05 tenía una cola de aproximadamente unas 150 personas. Lo hizo en compañía de sus dos hijos. En ese punto se había establecido que habría una sola máquina. Sin embargo, el Consejo Nacional Electoral les activó una segunda.

“Yo defiendo a Voluntad Popular. Yo valido a un partido que ha sido perseguido, que tiene líderes presos, que están presos porque son los líderes del futuro, como Leopoldo López, Daniel Ceballos, Delson Guarate y Gilber Caro. Yo valido por los que están fuera de su país, por las 11 mujeres presas políticas, por los que ya no están porque la violencia les ha quitado la vida. Queremos paz, queremos democracia, queremos elecciones“, exclamó Tintori.

Menos afluencia tenía el punto ubicado en Parque Carabobo, en la parroquia La Candelaria de Caracas. Como el punto de Chacao, este también arrancó puntual, pero en esa cola solo había cerca de 20 personas. Sin embargo Israel Hernández, coordinador regional de juventudes del partido, aseguró que ya habían validado su firma cerca de 200 personas “y en el punto se esperan unas 600”.

Hernández señaló que el partido no está tomando este proceso como una “fiesta democrática“, sino como “un acto de irreverencia, de resistencia y de organización“, que va a servir para demostrarle al pueblo que están comprometidos con el país.

En ese punto estaba el diputado y ex preso político Rosmit Mantilla, que aseguró que no solo se trata de defender las firmas sino de defenderlas con la gente, en la calle. “No hay cambio en Venezuela si no hay presión de calle. La solución no está encerrada ni en la Asamblea Nacional ni en Miraflores, la solución está con la gente, camina en las colas, en los hospitales”.