En la octava marcha opositora de abril, la represión esperó a los manifestantes en El Rosal

La octava marcha convocada por la oposición para exigir que se restablezca el orden constitucional en el país tampoco logró arribar a la Defensoría del Pueblo. El cuerpo antidisturbios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) esperaron a los manifestantes en Chacaíto, en cuyas adyacencias  reprimieron a los opositores para que no llegaran a la avenida Libertador.

Este martes 20 de abril, manifestantes opositores volvieron a las calles de Caracas. Desde las 10 de la mañana se concentraron en distintas zonas. A las 10:30 am el alcalde de El Hatillo, David Smolansky y la diputada Manuela Bolívar, lideraban la movilización que salió desde Caurimare y llegó hasta la avenida Francisco de Miranda.

“¿Vamos a quedarnos en la autopista (Francisco Fajardo)?”, se preguntaban confusos los manifestantes. Smolansky, les decía que la marcha tenía que ir en un solo bloque hasta la Plaza Altamira para así dirigirse a la Defensoría del Pueblo.

Luego de unirse las marchas en la avenida Francisco de Miranda y llegar a Chacaíto, los manifestantes seguían confundidos sobre cual ruta tomar para llegar al destino. “Tenemos que agarrar la autopista, si nos vamos por la Libertador, nos van a emboscar“, decían algunas personas.

La diatriba duró aproximadamente 10 minutos Cuando decidieron ir a la Defensoría por la avenida Libertador, los funcionarios de la PNB dispararon bombas lacrimógenas contra un grupo de motorizados que se encontraban en la movilización. Toda la gente se regresó hasta El Rosal, que 30 minutos después se convirtió en una zona de batalla.

Los accesos hacia la autopista Francisco Fajardo fueron cerrados por los efectivos de seguridad; en todo El Rosal se escuchaban las bombas sonoras. Cuando los manifestantes se acercaron a uno de los cercos de la PNB, los funcionarios empezaron a lanzar lacrimógenas, los opositores las devolvían y también lanzaban piedras.

Los enfrentamientos comenzaron desde la 1 de la tarde y se prolongaron por aproximadamente dos horas en la avenida Venezuela de El Rosal. Mientras los manifestantes más jóvenes encaraban a los PNB, los demás opositores les daban agua y antiácido, para contrarrestar los efectos de los gases.

A las 4:00 pm los participantes en la protesta comenzaron a abandonar las calles y otros caminaron hasta la la plaza Francia de Altamira, donde esperaba con barricadas otro grupo de manifestantes.