En Caracas miles se quedaron sin validar su firma

Cuando solo faltaban 10 minutos para terminar la jornada de validación de firmas para la activación del referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, este viernes 24 de junio, más de un kilometro de personas en cola esperaban esperanzadas llegar hasta el punto de validación del Consejo Nacional Electoral (CNE), ubicado en Plaza Venezuela. La gente se mantuvo en la fila pese a la advertencia hecha en horas del medio día por la rectora Socorro Hernández sobre la hora final de la jornada: 4.00 pm.

Desde la 5 de la madrugada los ciudadanos hicieron largas filas para validar su derecho. No hubo extensión de horario, ni negociación alguna. El CNE cumplió con su palabra y a las 4:00 de la tarde cerró las puertas grises de su oficina.

En la cola muchos creyeron que validarían sus rubricas, puesto que el diputado Tomás Guanipa y otros lideres opositores, habían pasado en una moto recorriendo la fila diciéndole a la gente que “hasta que no validara el último en la cola el proceso iba a continuar”.

Aproximadamente 20 efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), se encontraban custodiando las instalaciones del arbitro electoral; a las 4:05 de la tarde uno de ellos, indicó que solo las primeras 15 personas que ya hubiesen pasado por el punto de verificación, se trasladarían a la oficina para autenticar.

Todos estaban pendientes de quién sería la última persona en validar. Despues de 10 minutos, las 15 personas que hizo pasar el militar, tuvieron que regresarse. El GNB les dijo que “el sistema es automático, se bloquea a las 4:00 Pm. No se puede hacer más nada”.

La cola se dispersó y cientos de personas se aglomeraron frente al CNE. Gritaban “queremos validar, queremos validar”. Con contundencia exigían que extendieran el horario, porque tenían más de ocho horas en la cola para participar en el proceso.

Trasmisión vía Periscope de Efecto Cocuyo 

El diputado por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Stalin Gonzalez, se acercó para conversar con uno de los efectivos de la GNB, le decía: “es injusto que no hayan validado todas las personas que hicieron la cola, aquí hay gente que tiene más de 8 horas llevando sol mientras que las rectoras están en sus oficinas”. El efectivo militar le respondió que no era su culpa porque estaban cumpliendo el horario establecido.

En un solo coro la gente comenzó a entonar las notas del himno nacional. Mientras cantaban, una señora lloraba porque a pesar de que acudió el pasado jueves 23 de junio y no pudo validar su firma, le ocurrió lo mismo el último día de la jornada. “No es justo que no pude validar mi firma, la guardia tiene la culpa, ellos también son los responsables de esta crisis”, gritó la mujer.

El señor Dixon Francis iba a ser la última persona que validaría, pero que la GNB impidió que lo hiciera. Comentó que estaba tratando de validar su firma desde ayer y no pudo lograrlo.

Poco a poco, las personas fueron despejando los alrededores de la sede del Órgano Electoral del país y se concentraron en la Av. Colón para escuchar un corto mitín que ofrecía desde un camión la diputada Marialbert Barrios. La parlamentaria felicitaba al pueblo de Caracas por el civismo demostrado durante toda la jornada “con el espíritu cívico, democrático, con la constitución en la mano y ejerciendo nuestros derechos. Yo felicito a este grupo de caraqueños, porque por ustedes es posible que Venezuela salga adelante. Esta es una batalla de muchas, luego viene la etapa de la recolección de firmas del 20%”.

Militantes de distintos partidos politicos ligados a la MUD lanzaban cohetes como muestra de celebración, ya no habían lagrimas ni molestias. Todos se felicitaban por haber logrado la meta del 1% en todos los estados de Venezuela.

El coordinador operativo de la logística del municipio Libertador, Luken Quintana, aseguró que en los puntos de validación del municipio caraqueño se habían autenticados más de 27 mil rubricas. “La gente se movilizó de forma conmovedora desde nuestro punto de vista hasta todos los centros de validación, incluidos los que se consideraban de más riesgos. Macarao, el 23 de Enero, San Agustín, se nos quedó gente en cola en cada uno de los centros de validación. Aquí pudimos ser testigos como miles de personas fueron despojadas de su derecho a participar”.

(Visited 6 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply