El río rojo de la “juventud patriota” se disolvió al llegar a Miraflores

Era una “rumba” lo que se vivió en la concentración del oficialismo. Tal como fue anunciado por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) y el propio presidente Nicolás Maduro los jóvenes de “la paz y la vida” llegaron puntual a la plaza Morelos. A las 2:00 pm la movilización llegó a su destino entre cantos proselitistas, aplausos y “viva Chávez“, pero sin gente.

Los Bomberos de Distrito Capital que por seguridad fueron asignados a monitorear la marcha oficialista comenzaron a ver a los primeros “rojitos” a las 8:00 de la mañana en la plaza Morelos, frente a la Defensoría del Pueblo.  Para las 12:00 am, el río de adeptos al Gobierno ocupaba las tres cuadras entre la estación Bellas Artes del Metro de Caracas y la Universidad de las Artes (Uneartes).

Entre la gente se dispusieron al menos cinco camiones de distintos entes públicos equipados con cornetas y consolas de sonido que retumbaban al son de la salsa, reggeaton, tambores y merengues.

La gente olvidaba que esta movilización se convocó para honrar la memoria del concejal de Caracas, Eliézer Otaiza, asesinado en 2014. Bailaban, practicaban deportes y algunos más atrevidos se tomaban a escondidas un traguito de Cuba Libre o cerveza.

Manifestantes bailan tambor en el centro de Caracas.

“Así como en el siglo XIX, hoy la Patria está amenazada y por eso debemos ser contundentes con esta marcha. Esto es un ataque contra los venezolanos”, vociferó un joven que tomó el micrófono y aupaba a los dicentes de la Universidad Experimental de la Seguridad (Unes) y de la Universidad Experimental de las Fuerzas Armadas (Unefa) que lo veían inertes.

Eliézer Otaiza fue el homenajeado en la concentración chavista.

La tarima se colocó frente a un edificio de la Misión Vivienda en la avenida México, cerca del Metro de Bellas Artes. Hacia la Defensoría del Pueblo, un grupo de jóvenes del Frente Francisco de Miranda se encontraba usando disfraces de los partidos políticos de la oposición y en su rostro lucían una máscara de lobo: “Aquí están, estos son los que joden la nación”, gritaba Luis Granadillo, parte del grupo social.

Chavismo personifica a dirigentes de la MUD con cabezas de cerdos.

“Nos sentimos alegres porque seguimos siendo Gobierno, porque tenemos grandes líderes de la revolución como lo son el comandante (Hugo) Chávez y el comandante (Fidel) Castro. Ahora tenemos a Maduro como líder. Somos trabajo, alegría y amor”, agregó.

Deivi Bolívar, del Movimiento Nacional de Creadores, aseguró que mientras los opositores destruyen, ellos construyen cultura y paz.

La movilización comenzó a la 1:00 pm a desplazarse por la avenida México rumbo a Miraflores. En el camino había cinco unidades de Arepera Socialista que ofrecía por 1.400 bolívares una arepa y un jugo, también dos tanques de agua filtrada y baños públicos portátiles.

El grupo de manifestantes incluía a empleados públicos del Servicio Administrativo de Identificación Migración y Extranjería (Saime), Servicio Nacional de Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat), Defensa Pública y Petróleos de Venezuela (Pdvsa). También había estudiantes del ciclo diversificado, así como habitantes de Yaracuy, Aragua, Lara y de Barlovento, estado Miranda.

Cuando la marcha llegó a la Asamblea Nacional, el diputado Diosdado Cabello se incorporó a la procesión y caminó con ella hasta el Palacio de Miraflores. Iba abrazado de la gente y al menos cinco mujeres le profesaron su amor en el trayecto.

En una hora los oficialistas completaron el recorrido. Una vez que llegaron a la sede del Poder Ejecutivo, la multitud se dispersó y la manifestación ocupó solo una cuadra y media de la avenida Urdaneta. Desde el Palacio hasta el Banco Central de Venezuela.

A las 3:00 pm algunos comenzaron a retornar a sus lugares de origen y residencias. Pocos se quedaron a escuchar el discurso de Nicolás Maduro.

  • John Solis

    QUE ENVIDIA, QUE TENDENCIOSO TU REPORTAJE