El Presidente no puede “evadir” la consulta popular, afirman constituyentes

El chavismo no ha dado muestras claras de querer someter la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente –propuesta por el Presidente Nicolás Maduro– a votaciones directas, secretas y universales, como establece el artículo 347 del texto fundamental. Por el contrario, integrantes de la comisión presidencial promotora de la Constituyente, como el ministro Aristóbulo Istúriz, han asegurado que “no es necesario consultar a la ciudadanía”.

La pretensión de convocar el mecanismo constitucional a través de la iniciativa presidencial es rechazada por el abogado, politólogo y constituyente Ricardo Combellas. “Aparentemente se quiere evadir la consulta popular cuando se estableció claramente en la Constitución que solo el pueblo puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente. El pueblo tiene que ratificar la iniciativa que hizo el Presidente” sostiene.

El experto recuerda que en el proceso constituyente de 1999 fueron sometidas a consulta popular dos preguntas, la primera para conocer si el ciudadano estaba o no de acuerdo con la convocatoria, y la segunda para consultar al electorado su conformidad con las bases electorales propuestas.

El analista considera que la Constituyente lejos de aliviar la crisis social, política y económica que atraviesa el país la agudizaría. “Esto genera más malestar y más conflictividad”, expresa, pues las condiciones que rodean la convocatoria son cuestionadas.

“La sectorización de las elecciones no es propia de procesos democráticos, fue el fascismo italiano el que intentó fragmentar al electorado. Si la propuesta de la Constituyente incluye esto, sería un retroceso abismal porque una de las grandes conquistas de la democracia es el voto universal”, opina.

Para Combellas, el problema no es la Carta Magna, sino su incumplimiento. “Nosotros tenemos una excelente Constitución, el problema es que se ha violado el estado de Derecho. Me parece que este es un planteamiento muy oscuro para resolver problemas que no están en la Constitución”.

El analista concluye que la Constituyente de Maduro es lo opuesto a la de Hugo Chávez. “El presidente Chávez procedió de manera democrática en el 99. Convocó un proceso abierto y participativo, la comisión presidencial era plural ahí estaban personas como Oswaldo Álvarez Paz (por Copei), el jurista Javier Elechiguerra, el jurista Tulio Álvarez, el propio Hermánn Escarrá, entre otros. En cambio, la comisión de Maduro es rojita, es un grupo cerrado y sectario”, critica.

El exjefe de la fracción parlamentaria del Movimiento V República y constituyente Ernesto Alvarenga calificó de “absurda” la intención de cambiar la Constitución de 1999.

“El Gobierno propone esta Constituyente porque está debilitado. El problema no es la Constitución, el problema es el hambre y la inseguridad”, sentencia.

El político considera que la oposición no debe participar en la convocatoria y criticó que se convoque este proceso cuando aún no han sido anunciadas las elecciones de gobernadores ni de alcaldes.

Coincidió en que el proceso de Maduro apunta al autoritarismo. “En la Constituyente de 1999 había personas de diferentes posiciones ahorita están haciendo una cortina, esto no tiene sentido y es dañino”, dijo.

Foto: Prensa Presidencial.

  • Juan Silva Casadiego

    La comisión de 1999 era un grupo de juristas de alta talladura académica e intelectual, la de maduro es una horda de rufianes intelectual lides que saltaron de la izquierda quema cauchos, dinamitera y pone niples a la mas cruel defensa dl nazi-fascismo comunista del siglo pasado. Puros enchufados de segundo nivel

    • ☭ Mary ❤️

      El Presidente Maduro, su esposa, Tarek William Saab y muchos camaradas más eran constituyentes en 1999 y lo que tú llamas “Hordas” van a ser elegidos por el voto popular como sucedió en ese año.