"Disolver el Parlamento es eliminar el último espacio de la República", alertan constitucionalistas - Efecto Cocuyo

“Disolver el Parlamento es eliminar el último espacio de la República”, alertan constitucionalistas

Disolver eventualmente la Asamblea Nacional significaría la pérdida del último espacio de la República. La amenaza de clausurar el Parlamento fue denunciada por el presidente (e) Juan Guaidó, y, en opinión de abogados constitucionalistas, sería el paso final para declararse la administración de Nicolás Maduro como una dictadura.

“Al disolver el Parlamento se eliminaría el último espacio de republicanismo que existe. No existe ninguna ley que permita quedarnos sin Parlamento. Se elimina la República”, dijo el especialista en derecho constitucional, Gustavo Manzo, este lunes 12 de agosto.

Para este mismo día se tiene prevista una sesión de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), órgano que previamente ha levantado -inconstitucionalmente- la inmunidad parlamentaria de decenas de diputados. El también jefe del Parlamento alertó, una noche antes, que “valientes militares” le informaron sobre acciones desde la ANC que contra el Poder Legislativo.

La ofensiva en escalada de la administración de Maduro contra la AN se ha intensificado después de las sanciones impuestas por Estados Unidos contra su gobierno. El propio presidente de la ANC, Diosdado Cabello, amenazó con justicia a quienes apoyaron estas medidas. En el ámbito político se esperan movimientos.

Disolver el Parlamento no es una acción nueva en regímenes autoritarios recordó Manzo. Sucedió en el inicio de la última dictadura en Uruguay en 1973, con José María Bordaberry. Más reciente, Alberto Fujimori también disolvió la Asamblea Nacional en el Perú de 1992. Manzo también lo comparó con Alemania durante el ascenso de Adolfo Hitler:

“Son situaciones comparables, con una violencia diferente. Se ha ido llevando adelante una ejecución sistemática contra la Asamblea Nacional. Como el incendio del Reichstag, cuando se incendió el parlamento alemán o la noche de los cuchillos largos, cuando asesinaron a políticos y diputados contrarios”.

No se violan artículos, sino la Constitución

Al menos siete artículos de la Constitución (artículos 5, 136, 186, 187, 188, 189 y 200) serían violados con la disolución del Poder Legislativo, porque la Carta Magna concibe la conformación de los poderes públicos, necesariamente, con el Parlamento. Sin él, el Estado sería inconstitucional.

“Significaría destruir la Constitución. La soberanía popular quedaría anulada. No se violan artículos, se destruye el sistema de composición del poder público. Sería un Estado inconstitucional”, expresó el abogado constitucionalista Juan Manuel Raffalli.

Rafalli afirmó que en el único caso que el presidente solo puede disolver el Parlamento es cuando este impide la designación del Vicepresidente Ejecutivo de la República, como lo señala la Carta Magna.

“Estamos llegando a un Estado conformado fuera de los parámetros en la Constitución. Las funciones de la Asamblea Nacional están para controlar al Poder Ejecutivo, al cerrarse se eliminan todas las funciones de control”, dijo Raffalli.

Mientras que han sido constantes las violaciones al artículo 200, cuando se procede al enjuiciamiento de los diputados sin antejuicio de mérito, en violación su inmunidad parlamentaria.

“La inmunidad no es un invento de la Constitución Venezuela, proviene de la institución republicana más importante. Protege al diputado por la actividad que realiza”, dijo Manzo.

Además, para este abogado, las más de 200 sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) contra el Parlamento  y la arremetida de la ANC -que califica de írrita desde su origen- se trata de las figuras que denominó el constitucionalismo autoritario y el abusivo.

“Es el uso de elementos de la Constitución por parte de los órganos de justicia, para imponer su postura. Es el activismo jurídico, un actor político en el poder judicial, como deformación del constitucionalismo”, expresó Manzo.

Según el criterio de Manzo, Venezuela ya se encuentra en lo que calificó un régimen no democrático, por la falta de separación de poderes y la violación de los derechos humanos. “Que le pongan un elemento más (eliminar el Parlamento) no significa nada, porque ya estamos en no democracia”.

Insustituible

La Constituyente, cuyo único objetivo es la redacción de un nuevo texto constitucional y que después de dos años de su conformación no ha debatido ni un artículo, se encargado -ilegalmente- de actuar como Poder Legislativo paralelo. Sin embargo, legalmente, el Parlamento es insustituible.

“La ANC no puede sustituir al Parlamento. Esa figura no existe en nuestra constitución, no es posible. Pero si se hace un ejercicio abusivo de la constitución se puede hacer cualquier cosa”, dijo Manzo. Para el constitucionalista, la creación de la ANC llena el vacío del chavismo en el Poder Legislativo.

Raffalli también rechazó que la Constituyente usurpe las funciones del Parlamento y desestimó que el órgano goce de la supremacía con la que el chavismo la califica y con la cual actúa sobre los demás poderes.

“La constituyente la única supremacía es cuando otros poderes públicos entorpecen su función de redactar una constitución y eso no sucede. No puede eliminar poderes públicos, la constitución de 1999 está vigente”, dijo.

Destacó que este organismo chavista también tiene límites. “Debe respetar nuestra historia republicana y los tratados internacionales. Además, esta constituyente ha sido convocada irregularmente”.

No obstante, de suceder la disolución, Raffalli lamentó que no exista ruta constitucional para volver a la institucionalidad. “No estamos ante un problema de derecho, estamos en un Estado de facto. Lo que quedaría a lo interno es dar una lucha política”.

Lea también:

Guaidó pide a comunidad internacional preparar ofensiva ante amenaza de disolución de la AN

Foto referencial

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!