Despliegan seguridad en Libertador para la toma de Maduro - Efecto Cocuyo

Despliegan seguridad en Libertador para la toma de Maduro

Tan solo horas para la toma de Nicolás Maduro. Este 9 de enero, la avenida Universidad estaba repleta, incluyendo las aceras. Grupos de cuatro y cinco policías se intercalaban cada dos o tres cuadras y se postraban en las esquinas. Algunos, por lo general en parejas, se paraban en medio de algunas áreas aledañas a la arteria principal.

Por la avenida Urdaneta, el tráfico avanzaba con lentitud. Funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y de la Guardia Presidencial custodiaban la entrada del Palacio de Miraflores y mantenían cerrado el paso hacia la casa presidencial, como de costumbre.

Frente al Palacio del Poder Legislativo, funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana practicaban con sus instrumentos musicales; otros, hablaban entre ellos mientras esperaban por el ensayo general. Supuestamente, “desde las 2:00 de la tarde” estaban los militares en el lugar, prevenidos para el práctica, dijo uno de los oficiales.

La propaganda oficialista colgaba de todos los postes circundantes a la Asamblea Nacional (AN) y de los que se enfilaban en la avenida Baralt, camino al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). En el puente Guanábano los preparativos sugerían la proximidad de lo que será la toma de Maduro. Desde las 11 de la mañana, según uno de las personas que trabajaba en la logística del evento, empezaron a montar tarimas, equipos de sonido, más propaganda y una bandera gigante de Venezuela frente a una pasarela recién pintada.

Los caminos que desembocaban en la Plaza Bolívar del Municipio Libertador estaban tan llenos de gente como de pendones del 10 de enero. En la plaza no había más que ciudadanos comunes, uno que otro oficial y, contiguo, un toldo que albergaba alrededor de diez ancianos. De acuerdo con el testimonio de uno de ellos, descansaban “después del almuerzo viendo Venezolana de Televisión”. La “esquina caliente” le dicen al sitio.

Fuera de estos lugares visitados por Efecto Cocuyo, la ciudad sigue su curso. No todos los postes de luz están cargados del 10 de enero con el rostro de Nicolás Maduro, los policías y militares no inundan las calles y la gente continúa.

 

Lea también:

 

Subastarán en EE.UU. catorce valiosos caballos de salto de Andrade

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!