Delcy Rodríguez en la OEA: El orden del día es el desconocimiento al Gobierno venezolano

Venezuela se opone a la aprobación del orden del día. El secretario general está dando un golpe a esta organización”, dijo Delcy Rodríguez, la canciller venezolana, en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA). Este jueves 23 de junio se celebra una sesión extraordinaria para decidir la aplicación de la Carta Democrática Interamericana sobre Venezuela. Aseguró que el solo hecho de que el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, estuviera presente en la sesión era “un golpe a la institucionalidad”.

Según Rodríguez, desarrollar esta sesión era un desconocimiento al Gobierno legítimo y constitucional de Venezuela, que “tiene una de las democracias más avanzadas del mundo”, por lo que se oponía al orden del día. Que se buscará la activación de la Carta Democrática no es más que “un favorecimiento a las pretensiones golpistas de la oposición”.

“La labor del secretario general (Luis Almagro) ha sido acosar y hoy acusar a Venezuela. Parcializarse por un sector opositor”, dijo la canciller. “Venezuela está aquí sentada para ser juzgada por todos los estado miembros”.

Rodríguez interrogó al público, diciendo que, con este precedente sentado “¿cualquiera puede solicitar un Consejo Permanente? Estaríamos entrando en una fase de vigilantismo semifascista”.

Hizo énfasis en que el Gobierno venezolano se oponía rotundamente a la aprobación del Orden del Día. “Llamo a la reflexión a los estados miembros para que respetemos y hagamos respetar las normas de la organización”.

Dijo también que esta sesión supone la negación del diálogo en Venezuela, a la par que agradeció la declaración emitida por consenso de la OEA el 1 de junio donde aupaban el diálogo y la reunión del 21 del mismo mes donde participó el exjefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero. “Lo hemos dicho y lo volvemos a denunciar, sectores radicales de la oposición no se han sentado a dialogar porque esperan la carta que les prometió Almagro”.

A pesar de haber sido partícipe de las sesiones y estar en esta discusión, la canciller aseguró que el informe se estaba realizando “de espaldas a Venezuela”.

Foto: VTV

(Visited 28 times, 1 visits today)

Comentarios

1 Comment
  1. La Canciller de Venezuela se escandaliza porque según su parecer la OEA está entrando en una fase de “Vigilantismo semifascista”, cuando el gobierno que ella representa ejerce una política abiertamente represiva contra los sectores populares y contra la oposición política presionando abiertamente a las instituciones para que violen la ley y la imparcialidad debida en protección ilícita de sus intereses partidistas.

    “Vigilantismo semifascista” califica la funcionaria al ejercicio de las acciones establecidas en la Carta Democrática Interamericana que firmó el Gobierno de H. Chávez y ratificó la Asamblea Nacional de Venezuela con amplia mayoría de la coalición gubernamental en 2001.

    Mientras dice esto, el gobierno de N. Maduro y sus cuerpos armados de seguridad, en alianza con el Consejo Nacional Electoral, la sala constitucional del máximo tribunal del país y la omisión cómplice de la Fiscalía General de la Nación y la Defensoría con apoyo DE BANDAS ARMADAS DE CIVILES (paramilitares y parapoliciales) obstruyen y ponen máximos obstáculos para el ejercicio de un derecho Constitucional expresamente establecido (Referéndum Revocatorio a mitad de mandato, artículo 72 de la Constitución) y, detienen y agreden a los ciudadanos electores que con enormes esfuerzos ratifican su voluntad de solicitar el referéndum sobre el presidente de la República.

    “Vigilantismo semifascista” resiente la funcionaria, cuando en Venezuela, de un total de cuatro mil detenciones, más de un millar de personas detenidas arbitrariamente en jornadas de protestas populares están sometidas a restricciones de su libertad (libertad vigilada), mientras cerca de un centenar de presos políticos son mantenidos en condiciones infrahumanas, sin la atención y alimentación debidas, con tratos crueles, muchos con torturas y otros malos tratos.

    Paremos de contar el rosario de conductas semifascistas del gobierno que representa la funcionaria del “Vigilantismo semifascista”

Leave a Reply