Decreto sobre el Esequibo calienta relaciones guyano-venezolanas

Las relaciones entre Venezuela y Guyana llegaron a un punto de desencuentro con la publicación del decreto presidencial Nº 1.787 en el que el gobierno venezolano extiende su frontera marítima hacia el Esequibo.

“(El comunicado emitido por Guyana) exhibe una peligrosa política de provocación inamistosa”. Con estas palabras, la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, reaccionó ante la respuesta subida de tono del gobierno guyanés en la que señala que “cualquier intento de Venezuela de aplicar el decreto será resistido porque viola el derecho internacional y amenaza la paz y la seguridad en la región”.

Rodríguez finalizó su declaración con la invitación del canciller de ese país, Carl Greenidge, para “superar” la disputa territorial que ambos países mantienen desde 1899. (Lea el comunicado Ministerio de Relaciones Exteriores).

canci1

canci2

¿Qué establece el decreto 1.787? Fue publicado en la Gaceta Oficial Nº 40.669, el 27 de mayo, aprobado por el presidente Nicolás Maduro, para crear las Zonas Operativas de Defensa Integral Marítima e Insular (Redimain) que operarán –también- “en las áreas marinas y submarinas que corresponden a la zona en reclamación”, lo que significa que Venezuela amplía su frontera marítima hacía el esequibo.

Esto desató un nuevo impasse entre ambas naciones que, en palabras de la internacionalista y profesora universitaria Giovanna de Michele, es el más contundente de los últimos años. “Venezuela nunca había respondido porque no había existido la presión interna que ahora hay sobre el gobierno de Maduro. Hugo Chávez mantuvo una política coherente a la de los gobiernos anteriores y en 2003 y 2004 fue muy permisivo, esto facilitó los avances guyaneses en la zona que pasaron del espacio terrestre al marítimo”, explicó.

La experta aseguró que el decreto es un reto incluso para el propio gobierno venezolano porque deberá ejecutar acciones concretas como el patrullaje marítimo adecuado y la expulsión de las trasnacionales que operan en el esequibo (Exon Mobile), lo que pueden provocar la respuesta airada de los países de la Comunidad del Caribe (Caricom) de la que Guyana forma parte.

La caída del precio del petróleo y la alianza de Estados Unidos con los Caricom transformaron el escenario y ponen en desventaja a Venezuela en medio de este nuevo conflicto, opinó Michelle. “Venezuela ha reducido su suministro de crudo en el marco de Petrocaribe y no podemos olvidar que EEUU tomó la iniciativa al ofrecerle apoyo a los países del Caricom”.

¿Venezuela incurrió en un exceso? Con el decreto Venezuela toma para sí el derecho de la soberanía absoluta sobre la zona en reclamación pese a que el Acuerdo de Ginebra, firmado en 1966, le impide, a los dos países, ejecutar cualquier acción sobre ese territorio. Sin embargo, la internacionalista Giovanna de Michele, recordó que el primer exceso fue cometido por Guyana cuando le otorgó la concesión a la petrolera estadounidense Exxon Mobil –que anuncio “un significativo” hallazgo de hidrocarburos en esas aguas– hace tres meses.

“Venezuela no puede tener el derecho sobre la zona, pero así como Venezuela no puede tampoco lo debe hacer Guyana. Estamos llegando a un punto muy peligroso en el tema de la reclamación porque ninguna de las naciones pidió la designación de un buen oficiante ante la ONU, y ya Guyana ha expresado que no tiene intenciones de hacerlo (…) Venezuela ha estado completamente de espaldas a este territorio, no ha hecho nada por venezolanizarlo y podría perder si se lleva a la Corte Internacional de Justicia”, advirtió de Michele.

@ibisL

 

(Visited 9 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply