CTV llama a trabajadores a desacatar resolución 9855 sobre régimen laboral transitorio

La Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) se opuso este jueves 28 de julio a la resolución Nº 9855 del Ministerio del Trabajo, en la que se establece un mecanismo de inserción temporal en aquellas entidades consideradas objeto de medidas especiales, que serían implementadas para “fortalecer la producción“, por ser el Estado el responsable de garantizar la seguridad alimentaria de la población.

Ante lo que consideran un camino autoritario del Ejecutivo Nacional, llamaron a las corrientes sindicales, a los gremios y a todos los trabajadores a manifestar públicamente su rechazo a esta nueva agresión contra los derechos laborales y democráticos. “Llamamos a desatender y desacatar cualquier decisión basada en el Decreto 9855, y el Comité Ejecutivo de nuestra confederación evalúa varias acciones jurídicas, administrativas y sindicales para enfrentar esta aberración gubernamental”.

“Intentaremos un recurso de nulidad por inconstitucional ante el TSJ. Propondremos a la Asamblea Nacional que rechace esta resolución y apruebe una moción de censura contra los ministros del Trabajo y de las Comunas, autores materiales de este desafuero”, sentencia el documento.

La CTV “rechaza tajantemente la resolución (…), pues significa una brutal militarización de la actividad productiva nacional, sobre todo la referida a rubros alimenticios —y en especial en lo atinente a las relaciones laborales—, y una expresa violación de derechos constitucionales (arts. 87 y 89) y legales referidos al derecho al trabajo, contraviniendo flagrantemente principios y fundamentos de convenios internacionales referidos al trabajo forzoso (nº 29), a la contratación colectiva y a la libertad sindical (n 87 y 98)”, reza el informe.

Según la central obrera, amparado en el decreto de Estado de Excepción y Emergencia Económica, el Gobierno Nacional busca atender la crisis aplicando medidas de una dictadura militar, al no consultar en lo absoluto a los sectores afectados, tanto el empresariado como el de los trabajadores.

“Basándose en la lógica perversa de que ‘mano dura‘ y ‘ordeno y mando‘ pueden ser la base de decisiones administrativas que —más que acrecentar nuestras capacidades productivas propias— lo que traerán es más desconfianza e incertidumbre en el pueblo trabajador“, se lee.

Explica que, con este intento de inserción de trabajadores en áreas seleccionadas por el Estado, se pretende esconder los grandes fracasos de las expropiaciones y extensiones de tierras, donde queda evidenciado la ineficacia e ineptitud del Gobierno nacional.

“Paradójicamente, quieren apagar el incendio echándole gasolina, en una destrucción de la economía nacional que no tiene precedentes en la historia contemporánea de Venezuela”, indica el comunicado.

Foto: El Impulso

(Visited 9 times, 1 visits today)

Comentarios

1 Comment

Leave a Reply