Crónica: “Pases de factura” por firmazo llegaron a la Asamblea

Los siete funcionarios subieron al estrado. Llevaban las copias de sus cartas de despido que levantarían como una bandera desde la tribuna de oradores. Uno de ellos, quien vestía una camisa roja a rayas blancas, se acercó al micrófono y dijo: “Tenemos familia, señores, y a ustedes no les importa eso”.

La expresión generó una reacción automática desde la bancada chavista. El diputado Francisco Torrealba (Psuv) gritaba desde su escaño y gesticulaba: “¿A cuántos empleados has atropellado, a cuántos botaste?”.

Si me dejan hablar, por favor, si me dejan…” intentaba interrumpir el funcionario del Seniat, quien después se presentaría como José Antonio Arriaga, desde la tribuna. “Exigimos respeto a nuestros derechos, exigimos la reivindicación de nuestros derechos”, sentenció.

Los diputados de oposición repetían “¡valientes, valientes, valientes!”. El coro de voces se mezclaba en el hemiciclo. De un lado, las quejas de la bancada chavista, del otro la consigna opositora, mientras Arriaga intentaba concluir su derecho de palabra, concedido por medio de una moción de urgencia.

derecho de palabra de empleados

Los trabajadores denunciaron que al menos 200 personas fueron removidas de sus cargos en el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) por haber firmado y validado en apoyo al referendo revocatorio.

En las copias de las cartas se lee que el superintendente José David Cabello aprueba la remoción del cargo, amparado en los artículos 10 de la Ley del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria y los artículos 6 y 4 del Estatuto del Sistema de Recursos Humanos del Seniat.

Carta de despido

Si se busca el artículo 10 en la primera Ley mencionada, se lee que, entre las atribuciones del Superintendente, está la de “nombrar, remover y destituir a los funcionarios del Servicio Nacional Integrado”.

En el estatuto, el artículo 6 se refiere a la figura del cargo de confianza. “Quienes ingresen directamente en cargos de confianza en el Seniat, no gozarán de la estabilidad que establece el artículo 22 de la Ley” y el 4 señala que los funcionarios de libre nombramiento y remoción son aquellos que son designados y removidos o cesados libremente de sus funciones, sin más limitaciones que las que establece el propio estatuto.

Al argumento legal, Arriaga rebatió diciendo que son funcionarios de carrera y que su estabilidad laboral fue violada.

Los “pases de factura” también salpicaron a varios estudiantes universitarios que se atrevieron a firmar. La diputada Nora Bracho (MUD) aseguró que la Gobernación del Zulia le retiró la beca a más de 800 estudiantes como retaliación política.

Con una carpeta en la mano mostraba el número de jóvenes afectados por cada universidad. “Los venezolanos están siendo perseguidos por querer un futuro mejor”, dijo.

Becarios

Los ánimos volvieron a encenderse durante el debate con la intervención de Pedro Carreño (Psuv). El parlamentario subió a la tribuna y sacó una gran lámina blanca en la que imprimió varios tuits publicados en la cuenta de Twitter del partido Súmate. Es la “prueba”, según dijo, de que el revocatorio no puede realizarse este año.

“Súmate publicó un tuit en el que dijeron que el lapso es de 220 días. Después lo borraron y, tratando de enmendar el error, publicaron que son 209 días”.

Juan Guaidó (MUD) levantaba las manos y mostraba con sus dedos un siete que completa diciendo “siete de noviembre”. Una de las fechas tope que la MUD maneja para revocar el mandato del presidente Nicolás Maduro.

Carreño terminó su intervención diciendo: “(Lilian) Tintori no firmó, Juan Carlos Caldera, el que los madrugó con las firmas, tampoco firmó. Capriles sí firmó, pero no colocó la huella”.

La afirmación provocó que Guaidó se levantara incómodo de la silla y se arreglara el saco. Mientras Delsa Solórzano (MUD) negaba con la cabeza y Jony Rahal mostraba una pancarta con la palabra “Revócalo” en mayúscula.

Revocalo

El debate concluyó con la aprobación de un Acuerdo de exhortación al CNE que pide acelerar la siguiente fase del revocatorio.

El siguiente punto estuvo dedicado a los periodistas. El presidente del Colegio Nacional de Periodistas, Tinedo Guía, se disponía a ejercer su derecho de palabra y el primer vicepresidente de la AN, Enrique Márquez, nombró una comisión de diputados para que lo acompañaran. Pero la diputada Tania Díaz se negó a escoltarlo “porque no representa el gremio sino que obedece los intereses de las corporaciones”.

El periodista ejerció su derecho de palabra y enfatizó la importancia de la libertad de expresión y de información. A su salida tampoco lo secundó la diputada.

Tinedo Guia

En la plenaria destacó la figura del cantautor Roque Valero, suplente de Ricardo Molina, quien ejercía su cargo por segunda vez en lo que va de legislatura.

La bancada opositora también aprobó un acuerdo con motivo al día del periodista y difirió la discusión sobre la Ley Orgánica del Estado Federal Venezolano.

(Visited 6 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply