Crónica: En menos de media hora la AN dijo “No” a la prórroga del decreto de emergencia económica

En una esquina del Hemiciclo de sesiones estaban hablando los diputados Julio Borges, Miguel Pizarro, Henry Ramos Allup y Héctor Rodríguez. De todos, el diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela se mostraba más altisonante. Pocos minutos después el presidente de la Asamblea Nacional tomó su puesto e inició la sesión.

Temprano era un rumor, después fue un hecho. El presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, no compareció ante la Asamblea Nacional para presentar los números necesarios para sustentar la solicitud de prórroga del decreto de emergencia económica.

Según comunicación leída por el secretario del Parlamento, Roberto Marrero, el funcionario alegó “razones personales” para no asistir. Sin embargo, dejó abierta la posibilidad de ir otro día, pero era necesario que asistiera este jueves, 17 de marzo, para que el Legislativo diera respuesta al Ejecutivo sobre la solicitud.

Pero antes de que se hiciera el debate sobre la necesidad de extender durante 60 días más el decreto de emergencia económica, la bancada oficialista pidió incorporar un debate sobre la extensión del decreto Obama. Fue negada por la mayoría opositora. “Ya nosotros hace algunos minutos acordamos que en la sesión más inmediata se debatirá ampliamente ese tema”, sentenció Ramos Allup. Rodríguez miró despectivamente a los de la oposición, mientras otros rojos murmuraban “apátridas”.

En una doble votación la AN dijo “NO” a la prórroga del decreto de emergencia económica. No sin antes dar la discusión más breve desde que inició la legislatura 2016.

El diputado José Guerra fue el encargado por la Mesa de la Unidad Democrática de abrir el debate. Consideró que el Vicepresidente Aristóbulo Istúriz durante su comparecencia del martes, 15 de marzo, no dijo toda la verdad. Rechazó la grave crisis que atraviesa el país y contó una historia personal. “¿Cómo es posible que tuve que hacerme un examen que todo hombre tiene que hacerse (refiriéndose al prostático) y recorrí varios laboratorios y no había reactivos para algo tan simple como un perfil 20”, relató. Por igual, hombres y mujeres de la bancada del Psuv se rieron y comenzaron a hacer chistes “Ay, valeee”, “Y entonces, ¿te lo hicieron o no?”, se escuchó.

Guerra exigió respeto y dijo que en ningún momento se había burlado del fallecido presidente Hugo Chávez, quien también se había hecho el examen. Desde la tribuna de la directiva, Ramos Allup, rechazaba la actitud de los oficialistas.

Para completar su intervención, interrumpida por las burlas de los parlamentarios del Psuv, Guerra dijo que el 5 de abril presentarán a la plenaria y al país unas propuestas para solucionar la grave crisis económica.

Del lado del Psuv, solo un diputado intervino: Ramón Lobo. Criticó la posición que desde el principio tuvo la mayoría opositora al negar el decreto de emergencia económica. “Se ponen de espaldas al pueblo con esa actitud”, sentenció.

El broche de oro de la breve discusión lo tuvo el segundo vicepresidente de la AN, Simón Calzadilla. Calificó de “innecesaria” la prórroga, pues, a su juicio, en los primeros 60 días no se hizo nada. “El Gobierno basa sus argumentos en tres aspectos: la guerra económica, la baja en los precios del petróleo y el Dólar Today. La AN está dispuesta a colaborar, pero todo esto está ocurriendo por una mala administración. ¿Por qué en países como Irán, como Rusia, como México no hay una crisis como acá (Venezuela)? Porque sencillamente aprendieron a ahorrar”, dijo.

Calzadilla presentó un acuerdo en el que instaba a desaprobar la prórroga. Esa fue la primera votación y aprobación que hizo la cámara. La segunda fue, específicamente, la solicitud hecha por el Ejecutivo Nacional. Fue negada por la mayoría opositora.

“La presidencia de la AN oficiará al Ejecutivo para informar la decisión de la cámara”, señaló Ramos Allup a través del micrófono.

HENRY RAMOS ALLUP

La próxima sesión de la AN será el martes 29 de marzo, luego de cumplir con la obligación del decreto de días feriados por el ahorro energético.