Crónica: Chavismo abandona sesión por tercera vez para ir a ver a Maduro en TV

A las 5:40 pm, los pocos parlamentarios del chavismo que habían asistido a la sesión abandonaron sus curules. No porque todos los puntos del orden del día habían sido discutidos, sino porque el debate en el Hemiciclo no era “productivo”. La última discusión fijada en la agenda de este martes, 2 de agosto, era un acuerdo en rechazo a la destitución de 28 diputados nicaragüenses; el llamado “Golpe parlamentario” que el presidente Daniel Ortega dio el pasado 29 de julio en el país centroamericano.

“Nosotros nos vamos a algo más productivo, a nuestro En contacto con Maduro. Ustedes sigan con su tertulia parlamentaria”, sentenció el diputado de la facción oficialista, Edwin Rojas, antes de levantarse de su curul. Acto seguido, los parlamentarios del Bloque de la Patria se levantaron uno a uno y abandonaron el salón. Minutos antes, Rojas clamó en apoyo a una revolución: La sandinista.

Desde que inició la jornada en el Palacio Legislativo, el chavismo hizo sentir su malestar. El 28 de julio, en el 62º aniversario del presidente Hugo Chávez, la oposición juramentó a los tres diputados del estado Amazonas. Cinco días después, Héctor Rodríguez, jefe de la bancada del Gran Polo Patriótico, seguía parado en los jardines de la Asamblea Nacional, declarando en contra de tal acción.

“Lamentamos que la Asamblea quiera cegarse ante el fraude“, insitió, “más temprano que tarde tendrá que haber elecciones en el estado Amazonas. No solo de diputados, sino también de gobernador“.

Minutos después, sin hacer mucho ruido y pasando casi debajo de las curules, dos de los parlamentarios de la entidad sureña, Romel Guzamana y Julio Ygarza, cantaban victoria en silencio y ya sin las típicas coronas de plumas. De no ser porque firmaron la lista de asistencia, hubiesen pasado inadvertidos ante la prensa, entre los trajes de saco y las corbatas.

“Si hay fraude, se tiene que demostrar. Siete meses han pasado y no ha habido un pronunciamiento definitivo”, dijo Ygarza, luego de que pasara un rato de su llegada, como viendo que era seguro manifestarse. Aunque Nirma Guarulla no pudo asistir este martes, se espera que vaya a la próxima sesión.

La petición de los diputados de Amazonas fue tajante y sencilla: Que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) finalmente se pronuncie sobre la sentencia que emitió hace ya más de seis meses. Ya con la investidura parlamentaria y juramentados, dentro de la sesión, el chavismo no escatimó en comentar que la Asamblea Nacional es írrita, inconstitucional e infractora de la Ley por incorporar a los funcionarios.

Ni en el saneamiento del Lago de Maracaibo ni en la crisis de salud, el chavismo y la oposición encontraron puntos en común. El primero, como proyecto de ley, y el segundo, como proyecto de acuerdo, pasaron solo gracias a la mayoría opositora. Ni una sola “mano revolucionaria” fue alzada a favor de ninguno de los temas.

Un tercer debate, en donde se discutió la neoesclavitud en Venezuela y la Resolución 9.855 del Ministerio del Trabajo —acusada de violar los convenios establecidos por la Organización Internacional del Trabajo y la misma Ley Orgánica del Trabajo— terminó de zanjar las diferencias por el resto de la sesión entre ambos bandos.

Sin embargo, no fue sino hasta que se discutió el rechazo al golpe de Estado contra la Asamblea Nacional de Nicaragua cuando los funcionarios del oficialismo se marcharon. Poco antes del final, el diputado Luis Florido dio otra mala noticia para el chavismo: “Hoy, hace minutos, entregamos la carta solicitando la activación del 20% para el revocatorio“, expresó. Inmediatamente, el Hemiciclo estalló en aplausos.

El Proyecto de Acuerdo en Rechazo al Tráfico de Influencias y al Abuso de Poder vinculado al Narcotráfico por parte de familiares de funcionarios del alto Gobierno, propuesto en la agenda parlamentaria del pasado 28 de julio, también quedó diferido para otro momento.

Mientras tanto, aunque el chavismo no vote y abandone sus curules, y los otros poderes siguen pronunciándose en contra de la Asamblea Nacional, la representación de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se mantiene a la expectativa ante cualquier pronunciamiento de la Sala Electoral. 

Para el Bloque de la Patria, esta fue la tercera sesión en que abandonaron sus curules. Para la oposición, fue la primera con los diputados de Amazonas incorporados y en funciones.

(Visited 2 times, 1 visits today)

Comentarios

1 Comment

Leave a Reply