Con nueva amenaza a CNN, Gobierno endurece su línea contra los medios

La intimidación contra medios de comunicación y periodistas se han agudizado en los 43 días que van de 2017. El presidente Nicolás Maduro amenazó al canal internacional CNN en Español tras acusarlo de meterse en los asuntos internos del país.

“Yo quiero a CNN bien lejos de aquí. Fuera de Venezuela”, sentenció el mandatario este domingo 12 de febrero, días después de que el canal difundiera un trabajo especial producto de una investigación durante un año, en la cual revelan el caso de una presunta mafia que otorgó pasaportes venezolanos desde la embajada de Venezuela en Irak a ciudadanos del Medio Oriente.

No es la primera vez que Maduro amenaza al canal de noticias. En 2014, el Presidente aseguró había iniciado el procedimiento administrativo para sacar al canal del país “si no rectifican la propaganda de guerra”.

“Las 24 horas del día su programación es de guerra. Quieren mostrarle al mundo que en Venezuela hay una guerra civil. No será un grupete de fascistas quienes nos saquen del rumbo de la paz. Yo le he dicho a la ministra Delcy Rodríguez que notifique a CNN que ha empezado el proceso administrativo para sacarlos de Venezuela si no rectifican. Ya basta de propaganda de guerra contra Venezuela. ¡Si no rectifican, fuera!”, declaró en esa oportunidad el mandatario.

Ese mismo año, la señal del canal colombiano NTN24 salió de las cableras venezolanas por orden presidencial.

La nueva amenaza a CNN coincide con la deportación de dos periodistas brasileños Leandro Stoliar y Gilzon Sousa, quienes fueron detenidos por funcionarios del Sebin este 11 de febrero por investigar los avances del Puente Nigale, una de las obras inconclusas de Odebrecht en Venezuela.

Esta es la segunda deportación de comunicadores que se hace en lo que va de año. El pasado 22 de enero, el periodista español Aitor Sáez, corresponsal de la cadena alemana Deutsche Welle, fue retenido en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía Simón Bolívar por la Policía Nacional Bolivariana y posteriormente deportado a Colombia porque su ingreso fue “inadmitido” por la oficina de Migración y Extranjería.

Sáez viajaba a Venezuela para cubrir las marchas políticas que habían sido convocadas en Caracas, en conmemoración del 23 de enero de 1958, cuando finalizó la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) registró 26 agresiones a la libertad de expresión solo en el mes de enero.

Y en 2016, la ONG Espacio Público contabilizó 13 casos de periodistas deportados por el Gobierno venezolano a quienes se les impidió dar cobertura informativa sobre la situación del país o a eventos puntuales, como ocurrió con los corresponsales de Caracol Radio de Colombia, Le Monde de Francia y NPR de EEUU, quienes viajaron para realizar su trabajo el 1 de septiembre en la llamada Toma de Venezuela.

Foto: Prensa Presidencial

(Visited 4 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply