CEV exhorta a la población a “levantar su voz de protesta” ante la Constituyente

Por ser peligrosa para la democracia, la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) rechaza la convocatoria del Ejecutivo a una Asamblea Nacional Constituyente y exhortó a la población a “no resignarse” y a “levantar su voz de protesta”.

Ante toda la “lamentable” situación que atraviesa Venezuela, “rechazamos la convocatoria a esa Asamblea Constituyente y exhortamos a la población en general a no resignarse, a levantar su voz de protesta”, dice la CEV en un comunicado publicado en su página web oficial este viernes, 5 de mayo.

El episcopado venezolano considera “innecesaria” la propuesta de la Constituyente, pues resalta que lo que más necesitan los venezolanos son los alimentos y medicamentos que escasean, así como “libertad, seguridad personal y jurídica, y paz”.

Para la CEV la convocatoria de la Constituyente hecha por el presidente Nicolás Maduro “resulta peligrosa para la democracia venezolana, para el desarrollo humano integral y para la paz social”, pues el objetivo es “constitucionalizar” el “Estado Comunal”.

La CEV cree que con la Constituyente el Gobierno busca imponer el llamado “Plan de la Patria”, el nombre operativo del también denominado “Socialismo del siglo XXI”, al cual  la Conferencia califica como un sistema “totalitario, militarista, policial, violento y represor” y al que acusa por los “males” del país.

El episcopado también hace mención a la ola de protestas que ocurre desde hace un mes en Venezuela y que han dejado hasta ahora 37 muertos, al señalar que durante este tiempo el Gobierno “ha hecho alarde de su naturaleza represiva mediante la sofocación” de las manifestaciones “con excesiva e inhumana violencia”.

La Iglesia venezolana señaló a los cuerpos de seguridad del Estado, particularmente a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), y a grupos armados llamados de civiles que “actúan bajo la mirada protectora de las autoridades” por generar los actos de “represión”.

La CEV pidió además a la ciudadanía no “caer en el juego de quienes generando violencia quieren conducir al país a escenarios de mayor confrontación con el fin de agravar la situación y mantenerse en el poder”.

En medio de esta situación de protestas antigubernamentales, el presidente Maduro convocó a una Asamblea Nacional Constituyente el pasado lunes, al señalar que no tiene otra alternativa y que de esta forma se logrará la paz y será vencido “el golpe de Estado”.

En esa oportunidad dijo que será “una Constituyente electa con voto directo del pueblo para elegir a unos 500 constituyentistas aproximadamente, unos 200, 250 electos por la base de la clase obrera, de las comunas, de las misiones, de los indígenas”.

Para el episcopado la convocatoria a esta Asamblea “manejada en sus bases y en la elección de sus miembros por el Gobierno, la hace parcial, monocolor y excluyente”.

EFE

(Visited 6 times, 1 visits today)