Cárcel de Ramo Verde, destino de los disidentes desde 2002

Jorge Agobian /@jorgeagobian

La cárcel militar de Ramo Verde (Centro Nacional de Procesados Militares de Ramo Verde), ubicada en Los Teques, estado Miranda, es el destino que le ha esperado a civiles y funcionarios acusados por delitos contra el orden y la paz en Venezuela. Las protestas y hechos violentos que han ocurrido en el país en 15 años de la revolución bolivariana liderada por Hugo Chávez y luego, por su sucesor, el presidente Nicolás Maduro, han terminado con presos en esa penitenciaria. Algunos de estos ya cumplen 11 años tras las rejas.

Los sucesos de abril de 2002, febrero de 2014 y ahora las detenciones por el presunto plan golpista contra el gobierno de Maduro han llevado a dirigentes políticos, militares y funcionarios policiales a esta cárcel.

El nuevo presidiario de Ramo Verde es el alcalde metropolitano Antonio Ledezma,  quien está detenido desde el 20 de febrero y  fue acusado formalmente este martes 7 de abril por el Ministerio Público por  el  delito de conspirarLeopoldo López está allí preso desde hace un año.

Con Ledezma suman dos los alcaldes encarcelados en Ramo Verde en menos de 12 meses: Daniel Ceballos, excalde de San Cristóbal, desde 18 de marzo de 2014 imputado por los delitos de rebelión civil y agavillamiento (se le otorgó medida de libertad el pasado 26 de marzo); Enzo Scarano, alcalde suspendido del municipio San Diego en Carabobo,  un día después,  19 de marzo, por desacato al mandamiento del amparo cautelar, pero en enero de este año el TSJ ordenó un “cambio de lugar de reclusión” por la situación de salud del exalcalde.

FOTO1

Leopoldo López en Ramo Verde. Foto: @VoluntadPopular

Los presos de 2002

Los hechos violentos de la marcha y el golpe de Estado del 11 de abril de 2002 así como la huelga general convocada por Fedecámaras terminaron con 11 funcionarios en la cárcel de Ramo Verde.

Erasmo Bolívar, agente de la extinta Policía Metropolitana (PM), fue detenido el 31 de julio de 2002 por estar presuntamente involucrado en los hechos violentos del 11 de abril de ese año. Desde el 3 de septiembre de 2007 está en la cárcel de Ramo Verde, imputado por la juez 4° de Juicio de Aragua, Maryorí Calderón, por los delitos de homicidio intencional calificado y lesiones graves y leves en complicidad correspectiva (art. 405, numeral 1. del Código Penal). El juicio inició el 20 de febrero de 2006 y en 2009 el acto conclusivo determinó que su pena sería de 30 años, de los cuales han transcurrido 11 años y 9 meses.

Junto a Bolívar, en la misma sentencia se imputó al comisario Iván Somonovis Aranguren, por el delito de complicidad necesaria en la comisión de los delitos, Henry Vivas Hernández (con libertad condicional desde el 21 de diciembre de 2011), Lázaro José Forero López (libertad condicional como medida humanitaria por padecer cáncer de próstata desde julio de 2011), el cabo primero de la PM Arube Pérez Salazar (pena de 17 años de prisión; aún en Ramo Verde), Julio Ramón Rodríguez Salazar (30 años de prisión; aún en Ramo Verde), el inspector en jefe (PM) Héctor José Rovain (30 años de cárcel: aún en Ramo Verde), el comandante (PM) Marco Hurtado (16 años de prisión) y Luis Molina Cerrada.

Todos ellos están presos en Ramo Verde hasta la fecha, excepto Simonovis, Vivas y Forero López a quienes se les otorgaron medidas humanitarias de libertad de casa por cárcel con régimen de presentación por padecer enfermedades durante su reclusión.

ivansimon

 Detención de Iván Simonovis en 2004. Foto: El Universal

Iván Simonovis (sentenciado a 3o años de prisión) fue detenido por efectivos de la Interpol en el aeropuerto Internacional de La Chinita el 22 de noviembre de 2004, mientras que Henry Vivas y Lázaro Forero fueron presos por orden del Ministerio Público el 3 de diciembre de 2004, luego de que El Salvador les negara petición de asilo político.

Capitán Otto Gebauer

El capitán del Ejército Otto Gebauer, apresado en 2003, quien durante el intento de golpe de Estado del 11A de 2002, se le habría encomendado la orden de custodiar a Chávez, fue puesto en libertad en 2005. Luego de su liberación se refugió en Perú hasta el año 2005 cuando regresa clandestinamente a Venezuela, es nuevamente privado de libertad. Fue condenado a 12 años, seis meses, veintidós días y doce horas de presidio por “complicidad” en los delitos de “privación ilegítima de la libertad e insubordinación” contra del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela y Comandante en Jefe de la FAN, en los sucesos de 2002.

En el año 2009, Gebauer recibió una medida de libertad condicional con régimen abierto; sin embargo, le fue revocada tres meses después por supuestamente incumplirla. Desde entonces estuvo en Ramo Verde hasta el 23 de abril de 2o11, cuando nuevamente salió “bajo régimen de libertad abierta”.

El 9 de julio de 2004 también fue encarcelado el general retirado Ovidio Poggioli Pérez acusado por rebelión y supuesta conspiración armada contra el presidente Hugo Chávez. Estuvo preso en Ramo Verde durante dos años, dos meses y diez días. El 27 de abril de 2006 se le otorgó la libertad absoluta.

Carlos Ortega, el fugitivo de Ramo Verde

Carlos Ortega, presidente de la Confereación de Trabajadores de Venezuela entre 2001 y 2003, fue detenido en marzo de 2005 por los cargos de rebelión civil, agavillamiento y devastación, incitación a delinquir y traición a la patria, dictados por la entonces jueza Luisa Ortega Díaz. Su participación en el llamado a huelga general y paro petrolero entre 2002 y 2003, hizo que en febrero de 2003 se emitiera una orden de captura, pero no fue sino hasta el 1 de marzo de 2005, cuando luego de su regreso a Venezuela (estuvo asilado en Costa Rica) fue detenido y luego encarcelado en Ramo Verde.

El 14 de diciembre de 2005 fue condenado por los delitos imputados y se ratificó su encarcelamiento en Ramo Verde con pena de 15 años, 11 meses, 5 días y 20 horas.

_41119468_051213ortega203b1

Carlos Ortega fue detenido en un casino ubicado en Bello Monte, en Caracas. Poseía identidad falsa. Foto: AFP

En Ramo Verde, desde 2004, se encontraban detenidos el coronel Jesús Faría y el capitán del Ejército, Rafael Ángel Faría, imputados por su vinculación con el ingreso de 142 supuestos paramilitares colombianos a Caracas, en la hacienda Daktari, en mayo de 2004. Luego ingresó el 2 de julio de 2005, el coronel Darío Faría Rodríguez, hermano de Jesús Faría, quien en abril de ese año fue aprehendido por la presunta posesión ilegal de un FAL hallado en su camioneta.

Los tres funcionarios Faría y Carlos Ortega representan un capítulo aparte en Ramo Verde. El 16 de agosto de 2006 se fugaron del centro penitenciario. El ministro de la Defensa General de ese momento, Raúl Isaías Baduel, informó que hubo complicidad interna para que los reos pudieran fugarse. Tres años más tarde, Baduel, comandante del Ejército y exministro, fue detenido por la presunta apropiación indebida de 30 millones de bolívares y 3.9 millones de dólares durante su gestión como ministro. Ortega se encuentra asilado actualmente en Perú.

Desde 2007, cuando dejó el ministerio de la defensa, Baduel comenzó a realizar fuertes críticas al gobierno. En noviembre de ese año llamó al pueblo a rechazar la propuesta de Hugo Chávez para reformar la Constitución de la República. “La reforma confisca el derecho constituyente de los venezolanos”, expresó.

El presidente Hugo Chávez respondió: “Baduel está traicionando años de amistad, de solidaridad, pero a él mismo se está traicionando… Es un peón de un plan. Su llamado de desconocer a las instituciones, de que la propuesta es un golpe, es una gran contradicción: hay que votar por el no, pero si se aprueba es un golpe de estado”. El exmandatario aseguró que Baduel era ahora “un dirigente de oposición”.

Raúl Baduel, preso desde 2009

Raúl Isaías Baduel encabezó la operación que regresó a Hugo Chávez al poder tras el intento golpista de 2002. El 2 de abril de 2009, efectivos de la DIM lo sacaron de manera violenta de su residencia. El 4 de abril de ese año la Fiscalía Militar ordenó la reclusión del militar en Ramo Verde.

El 3 de octubre de 2008 el militar fue imputado por el delito de sustracción de fondos de la Fuerza Armada. Desde ese momento se le prohibió la salida del país y se le otorgó una medida de presentación ante el Tribunal .

En julio de 2008 Baduel llamaba a la población a que “despierte” para “urgente tomar una salida rápida” contra el gobierno de Chávez. “Un día más es un día menos para salvarnos. No podemos esperar por la agenda política de ningún bando”, expresó.

Luego de su segunda detención en 2009, el Tribunal Militar primero de juicio lo condenó el 7 de mayo de 2010 a siete años y 11 meses de prisión con inhabilitación política. Hasta ahora ha cumplido cinco años de pena en Ramo Verde.

pp preso

Durante todo este tiempo Baduel ha hecho públicas varias cartas y ha sostenido su rechazo a la gestión del presidente Nicolás Maduro. En la comunicación escrita el 10 de febrero de este año, Baduel reafirmó “su compromiso ineludible” con la defensa de la Constitución y la preservación de la institucionalidad democrática en Venezuela.

Militares detrás de los golpes denunciados 

En marzo de 2014 el presidente Nicolás Maduro denunció que tres uniformados de la Aviación Militar estarían detrás de un golpe de Estado. Se trataba del general de división Carlos Alberto Millán, y los generales de brigada José Machillanda Díaz y Oswaldo Hernández Sánchez. Este último estuvo recluido en Ramo Verde hasta el pasado 7 de enero, cuando se ordenó su traslado a la cárcel de La Pica, Maturín, estado Monagas.

El general de Brigada, Hernández Sánchez, viceministro de Educación para la Defensa en 2013, estaría presuntamente implicado en el nuevo supuesto plan golpista que se cometería en febrero de este año, según las denuncias del presidente Maduro y de Diosdado Cabello. Según el primer mandatario, Hernández grabaría un video en el que “informaría que la fuerza militar se había sublevado contra el presidente Nicolás Maduro y había sido derrocado”.

En mayo de 2014 también fue detenida Laided Salazar de Zerpa, oficial de la Aviación Militar acusada por los delitos militares de Instigación a la Rebelión y Contra el Decoro Militar. 

El 11 de septiembre de 2008, se libró una orden de privación judicial preventiva de libertad para el Teniente Coronel Ruperto Chiquinquira Sánchez Cáceres acusado por la presunta comisión del delito de Instigación a la Rebelión. Desde entonces fue recluido en Ramo Verde; sin embargo, el 14 de septiembre de 2008 la Corte Marcial del Circuito Judicial Penal acordó el traslado de Sánchez a la Dirección de Apoyo a la Investigación Penal.

Días previos, en el programa “La Hojilla” transmitido por el canal del Estado, se presentó una grabación telefónica en la que participaría Sánchez Cáceres y se planearía la toma militar del Palacio de Miraflores y, en caso de que fracasara, la detonación de un avión presidencial.

En agosto de 2014  la jueza Larisa Ferrer, del Tribunal Militar Tercero de Control de Caracas, ordenó el pase a juicio de tres oficiales retirados por el presunto delito de instigación a la rebelión, entre ellos Ruperto Sánchez. El pasado 2 de febrero se convocó a la primera audiencia de juicio oral, a la cual asistiría la capitana Laided Salazar de Zerpa.

Para este 25 de febrero de 2015, el Consejo de Guerra de Caracas convocó nuevamente el inicio del juicio contra estos militares.

Entre los nueve militares imputados por presunta instigación a la rebelión se encuentran también los capitanes Andrés Thompson Martínez (acusado por Cabello en el nuevo plan golpista), José Moreno Mora y Nery Córdova, y el coronel José Gregorio Delgado, los mayores (Av) César Orta Santamaría y Víctor José Ascanio, y el capitán de la GNB (retirado) Juan Carlos Nieto Quintero.

(Visited 22 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!