Candidatos de la patria vs. candidatos de Maduro

Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

Periodista venezolana, analista política. Especialista en Comunicación Organizacional con certificación en Periodismo Emprendedor en CUNY Graduate School of Journalism. Autora de Politikom, Con la Vagina bien puesta y co autora de Marketing Politico. Herramientas para ganar elecciones. Amo las campañas electorales, por dentro y por fuera.

 

Existe en el oficialismo venezolano la claridad de que aún se mantiene la conexión de muchos chavistas  con la figura del presidente Hugo Chávez, mientras que con el presidente Nicolás Maduro pocos quieren retratarse. De forma que si Chávez es un portaviones, Maduro es como un peso muerto que no suma votos, al contrario los resta.

Esto es lo que han mostrado los estudios de opinión, tanto nacionales como circuitales.

Otra situación que muestran esos sondeos es que las tarjetas de los partidos  son más fuertes que los candidatos con nombre y apellido.

Un ejemplo reciente es el siguiente:

Una encuesta de Datanalisis hecha en el circuito 5 de Caracas ( parroquias Caricuao, Antimano, El Paraíso y La Vega) , que tradicionalmente ha sido ganado por el chavismo, muestra la ventaja de la MUD y de sus candidatos Stalin González y Richard Blanco. En esta misma encuesta es mayor el apoyo a la tarjeta de la MUD que a los candidatos.

“Cuando se menciona a los candidatos en disputa solo por su nombre, la intención de voto entre quienes están seguros de ejercer su derecho es la siguiente: Stalin González (MUD) tiene 46,4% de apoyo, Richard Blanco (MUD) logra 40,1%, Jacqueline Faría (PSUV) obtiene 27,5% y Juan Carlos Alemán (PSUV) llega a 19,1% de respaldo. La diferencia entre Blanco y Faría es de 12,6 puntos. Pero cuando se asocia el nombre del candidato con la tarjeta que lo postula, crece la ventaja a favor de la oposición. Blanco obtiene 50,4% de respaldo, González 48,6%, Faría 25,4% y Alemán 19,1%. La distancia entre González y Faría es de  23,2 puntos” escribe el periodista Alex Vásquez.

También halla cómo se repite el rechazo a la gestión de Maduro, quien no supera el 27%, pero el agrado por el presidente Chávez se mantiene por encima del 50%.

La mala de imagen de Maduro y la aun buena imagen de Chávez es algo harto conocido por ambos comandos de campaña, de allí que si bien desde el Psuv se tratará de mostrar a los candidatos de la patria, desde la oposición se recordará constantemente que son los candidatos de Maduro.

En la edición de 4 de noviembre del programa “Con el mazo dando”,  emitieron mas de cinco videos del presidente Chávez en diferentes momentos, especialmente en Vargas, en agosto de 2012 y la afirmación recurrente del presentador, el diputado Diosdado Cabello, era El 6 D gana Chávez.

La programación del canal del Estado, VTV, está llena de los discursos, videos e imágenes del presidente fallecido, mientras que Maduro ha aplicado la fórmula de Chávez de incrementar su presencia todos los días en pantalla, ya sea desde su programa o con actividades de gobierno mezcladas con acto de campaña, aunque oficialmente no ha empezado esta aún.

Si bien se nota una intención de apelar al lazo afectivo con Chávez, de otro lado hay una suerte de contradicción con las apariciones públicas de Maduro. Mientras Cabello insiste en el comandante supremo, el presidente Maduro no lo nombra mucho, aunque lo imita en voz, gestos y discursos.

Por otra parte, el lema general de la campaña es “somos pueblo valiente”. Llama la atención que a diferencia de otras campañas rojas donde hay una imagen y discurso unificado, en esta se perciben distintos mensajes, como si fuesen dos campañas en una.

La táctica de usar a Chávez como portaviones puede ser relativamente exitosa. No tanto como para subir el apoyo al gobierno, pero si para inhibir el voto castigo del chavismo. Es decir, al recordarle cómo el mandatario fallecido los amó tanto, que dio su vida por ellos, entonces se puede evitar que voten y mejor aún que voten por la oposición. También se recurre a la narrativa del mandatario fallecido quien advertía que sin él vendría el diluvio.

El otro aspecto es que en el tarjetón electoral el icono de la tarjeta del Psuv es la imagen de los ojos de Chávez y dado que se permitirá el llamado voto entubado, se le facilita al elector rojo ubicarlo y disminuye su posibilidad de equivocarse.

Sin embargo, los candidatos de la patria tienen plomo en el ala. Si la oposición logra que los identifique como los candidatos de Maduro, más de uno podría caer en ese avión en picada que pilotea el actual presidente venezolano.

(Visited 4 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply