Candidatos de la MUD tienen ante sí el reto de una campaña inédita #Regionales2017

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) debe encarar rápidamente una estrategia de campaña para las elecciones de gobernadores del 15 de octubre, aún sin haber digerido por completo los resultados e incidencias de las primarias realizadas el 10 de septiembre.

Tanto la estrategia, como los mecanismos que utilizará para desplegarla, no variarán mucho en cuanto a lo que se desarrolló en las actividades proselitistas de las elecciones internas. Habrá una unidad de criterio en el mensaje a transmitir por los candidatos así como en las herramientas para hacer llegar ese contenido o propaganda. Esta campaña estará signada por la grave crisis política, social y económica que vive el país, la falta de recursos, el acoso a los medios de comunicación así como la mirada de la comunidad internacional sobre el Gobierno como sobre la oposición.

El mensaje primordial a transmitir por los 23 candidatos de la Unidad tiene que ver con destacar la crisis humanitaria debido a la escasez de alimentos y medicinas, ligado a la intención de lograr el cambio de Gobierno, circunstancias que no se pueden resolver en la gestión de un gobernador. En apenas 20 días deben convencer a su electorado de las bondades de la propuesta de la oposición.

Tanto los ideólogos de algunos de los partidos que integran la MUD así como representantes de empresas de estudios de opinión pública coinciden en señalar que el reto es grande, pero destacan que el bloque opositor ha demostrado que tiene la maquinaria aceitada para las contiendas electorales.

Fuera de lo tradicional

Vicente Bello, coordinador electoral  y representante de la MUD ante el CNE,  precisó que cuando faltan pocos días para el inicio de la campaña aún hay puntos por precisar. Lo que sí está claro es que se saldrá fuera de lo tradicional.

“No va a ser una campaña con los ofrecimientos de reparación de calles y de mejorar los servicios públicos. Lo fundamental es la lucha por el cambio de Gobierno y enfrentarlo con los problemas del desabastecimiento y escasez de alimentos y medicinas. En otras palabras, poner de relieve el fracaso de la política económica y de la argumentación de la guerra económica que supuestamente se enfrenta desde 2016.  Nadie se creyó esa versión de que la inflación se debía a la página de Dolar Today.  El Gobierno se empeña en mantener esos planteamientos para complacer a los radicales con la supuesta defensa de la patria. Tesis que tampoco tiene credibilidad”, sostuvo Bello.

Ahonda en cómo se desarrollarán las actividades proselitistas. Expuso que debido al hostigamiento y censura en los medios de comunicación los instrumentos serán: el contacto directo, asambleas de ciudadanos, recorridos casa por casa, volanteo y entrega de propaganda en mano.

Este esfuerzo se hará en conjunto al de convencer a los ciudadanos de que vale la pena votar, de que la defensa del voto y la vía electoral producirán un cambio verdadero a largo plazo.

Otro tema que obliga a hacer la campaña de esta manera es la falta de recursos. “Los espacios en los medios de comunicación, especialmente en radio y televisión, son muy onerosos. Además la experiencia  de la elección de la Asamblea Nacional en 2015, demostró que Conatel  hizo mucha presión sobre todo a la televisión en materia de cuñas y de contenidos. Hubo mucha intimidación y la televisión fue obligada, vía CNE, a retirar propaganda que se consideraba muy agresiva”, comentó el experto electoral.

Asume que no habrá riesgos en cuanto a la organización del trabajo de los testigos y miembros de mesas electorales, porque la MUD ha tenido una experiencia exitosa en esa materia con los últimos tres procesos electorales. “Se ha logrado una estructura unitaria de testigos. Esto va más allá de las dificultades que se presentaron en las primarias. Ha habido declaraciones de los perdedores y de los triunfadores para seguir trabajando juntos. Hay unidad absoluta”, afirmó.

¿Es esta la dirección correcta?  

Ysrrael Camero, director general de Investigación y Desarrollo Legislativo de la Asamblea Nacional, afirmó que si algo ha demostrado la MUD en el terreno electoral es que ahí es donde tiene más capacidad de manejarse unitariamente. “La unidad funciona. Ha demostrado en cada elección que tiene una capacidad de movilización, de organización de testigos y miembros de mesas, así como de resolver disputas”, dijo.

Este historiador, que también funge como secretario nacional de Políticas Públicas de Un Nuevo Tiempo, tiene la plena confianza que la MUD responderá electoralmente bien, como ya lo demostró en 2015, con este CNE. “Entre 2015 y 2017 las condiciones del país han cambiado y las del chavismo también. Hay altísimas probabilidades de que la oposición obtenga la mayoría de las gobernaciones por lo que el Gobierno va a tratar de arrebatarle o eliminar los candidatos de la MUD. La gente va a votar en contra del Gobierno. Que no crea el oficialismo que una inhabilitación que haga se convertirá en un triunfo para ellos”, aseveró.

Si bien sostuvo que hay 23 candidatos unitarios también indicó que habrá dificultades para desarrollar una “campaña paraguas” -que arrope a todos los abanderados- entre otras cosas por la falta de recursos. “Hay que entender que esta no se trata de una fiesta electoral tradicional, sino que hay que hacer match entre la lucha política y la electoral. Hacer entender que la lucha de calle no contradice la electoral. Hay que volver enamorar a la gente para que salga a votar”, puntualizó Camero.

Opiniones similares vertió  Félix Seijas, director de la encuestadora Delphos, que aseguró que en una campaña tan corta la estrategia debe centrarse en hacer conexión entre esta elección y el objetivo primario que quiere todo el mundo: el cambio de gobierno. “Estas elecciones deben encajar en esa estrategia”, comentó.

El estadístico es consciente de que el bloque opositor aún recibe las críticas de no haber logrado la salida del gobierno de Nicolás Maduro. “Siempre el operador político es señalado como responsable del fracaso. La MUD debe tomar correctivos y no levantar falsas expectativas”, expuso.

Marca la diferencia

José Antonio Gil Yepes, de Datanálisis, ve en lo corto de la campaña una ventaja para aquellos candidatos que se han dedicado a acompañar a la población. “Esa es la clave que se busca en los políticos. La gente no está buscando que le regalen comida tampoco dinero, porque se saben que la vida se debe ganar trabajando”, apuntó.

El criterio del experto en sondeos de opinión es que lo corto de la campaña beneficiará a aquellos que son conocidos y que no tienen mala imagen. Excluye de este grupo a los gobernadores chavistas en ejercicio que aspiran a repetir mandato y pone como ejemplo, al mandatario del Táchira, José Gregorio Vielma Mora, a quien 98% de su electorado lo conoce, pero cuya gestión es rechazada por 90%. “Es mejor que no haga campaña”, recomendó Gil Yepes.

En el polo opuesto ubica a la candidata a la gobernación de Portuguesa, la diputada María Beatriz Martínez, aspirante de quien señaló es poco conocida pero tiene un buen trabajo realizado.

Gil Yepes cree que los candidatos dela MUD sí deben hacer los ofrecimientos tradicionales de mejorar los servicios públicos y no tratar de ajustar cuentas. Desde su punto de vista, tienen que enfocarse en dos objetivos: tender puentes, incluso con los chavistas, sobre todo los llamados críticos o democráticos, y llenar los espacios vacíos.

“No deben perseguir a nadie ni ofrecer cárcel para los corruptos. Nadie vota por eso. Por el contrario, tienen que relacionarse con la gente, facilitar la comunicación con los diversos sectores y definir un proyecto integrador de país”, señaló.

Los riesgos

Vicente Bello no está 100% seguro de que las elecciones regionales se efectuarán, como tampoco de que no habrá inhabilitaciones de candidatos de la Unidad. “El riesgo existe, ese rumor ha estado latente desde que se instaló la constituyente, pero hasta ahora no se ha materializado que se le haya exigido a algún candidato la carta de buena conducta emitida por la ANC”, apuntó.

Tampoco observa, por los momentos, intención del Gobierno de suspender los comicios. La cierta tranquilidad se la da el hecho de que el Gobierno, en tiempos de diálogo, cuida su imagen ante los ojos de la comunidad internacional. “Inhabilitar a un candidato tendría un costo político muy alto para el Gobierno y no sería útil para el diálogo. Además, negaría el esfuerzo de hacer ver que respeta los derechos humanos. Una inhabilitación generaría un escándalo. No existen garantías de que no lo haga, pero creo que no es el momento más adecuado”, comentó.

Otro peligro a enfrentar es la abstención. Sobre este particular Camero reveló que los niveles de poca participación se han ido reduciendo a medida que se acerca la fecha de la elección. Y, advierte que la intención de voto de estos comicios se debe comparar con los resultados de elecciones de gobernadores anteriores. Otro dato que se debe tomar en cuenta es que Caracas no elige gobernador. “Eso marcará también la campaña”, indicó.

Seijas comentó que la abstención la semana pasada venía bajando lentamente. “Difícilmente se tendrá unos niveles de abstención como los de 2015. Ahora, va a ser mayor”, afirmó.

Si bien observó que la falta de participación es un peligro, tanto para la oposición como para el Gobierno, puso de relieve la gran diferencia: La oposición tiene mayor posibilidad de activar a su gente para que vaya a votar, mientras que para el Gobierno es bastante difícil de lograr.

Gil Yepes destacó que, de acuerdo con las mediciones que ha hecho Datanálisis, la intención de voto ronda 75% en general con diferentes variaciones en los estados. Sostuvo que 50% de participación en una elección de gobernadores puede considerarse buena.

 

(Visited 4 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply