Cableras y empresas de telefonía quedaron “contra las cuerdas” tras anuncio de Maduro

El refrán venezolano dice “o corren o se encaraman”, al hacer referencia a dos opciones nada favorables para algo o alguien. Justo este es el caso de las empresas de telecomunicaciones nacionales, a las cuales el presidente Nicolás Maduro se refirió la noche de este lunes 1 de agosto. O trabajan a pérdida o venden al Estado, en eso se resume el exhorto del mandatario.

Y es que las empresas de telecomunicaciones anunciaron, en el mes de julio, un incremento considerable en los costos de sus servicios. En el caso de las cableras, sus paquetes permanecieron iguales pero los costos tuvieron un aumento superior al 60%. Con la telefonía celular, ocurrió lo mismo, pero el alza fue más dramática, 150% en algunos planes sobre todo de datos móviles.

A la opinión pública no le cayó nada bien el incremento que hasta ese momento parecía haber sido acordado con el Gobierno nacional, pues este tipo de medidas solo pueden ser avaladas por Conatel a través de los representantes del Gabinete Económico. Por ello amenaza de Maduro durante una reunión de la Misión Abastecimiento.

“Si ustedes dicen que no pueden, nos venden estas empresas (…) Nosotros buscaremos las formas de hacer esas transacción de manera correcta, así como lo hemos hecho con Movilnet y Cantv“.  Estas empresas, aunque fueron nacionalizadas hace algunos años, también tenían contemplado un incremento de tarifas. Por ejemplo, el plan de internet más costoso de Cantv vale 700 bolívares y lo habían incrementado a 7 mil 600 bolívares. De igual forma, la estatal reculó.

El incremento de tarifas fue suspendido después de que el Gobierno evaluó el descontento de un sector de la población, que debían pagar más por estos servicios en una coyuntura inflacionaria de crecimiento sostenido.

Maduro reveló que el vicepresidente del área tecnológica, Jorge Arreaza, se reunió con los representantes de Movilnet, Movistar, Cantv, Inter, NetUno, Digitel y Supercable a quienes le ordenaron suspender el incremento.

Misceláneos políticos-económicos

El Jefe de Estado se refirió al choque de poderes entre el Legislativo y el Judicial y dijo que el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, quiere dar un “golpe parlamentario” al desconocer las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en torno a la incorporación de los diputados de Amazonas.

Por otro lado, el precio del petróleo sigue siendo el dolor de cabeza de Maduro. Anunció que se están reuniendo con países Opep y no Opep para evaluar la caída del valor del hidrocarburo que, a juicio del mandatario, ya estaba estable.

(Visited 4 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply