Alcalde de Barquisimeto está”atrincherado” a la espera de la decisión del TSJ por supuesto desacato

Desde el palacio municipal de Barquisimeto, el alcalde de la ciudad, Alfredo Ramos, volvió a decir que no reconocerá la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), sobre su presunto desacato a la sentencia emitida el 1 de junio, en la que el supremo ordenaba que debía actuar para evitar que se tranquen vías públicas y despejar calles y avenidas, cuando manifestantes las obstaculicen con barricadas.

El pasado 25 de julio Ramos afirmó que no asistiría a la audiencia a la que fue citado para este viernes 28 de julio, al desconocer a los magistrados de la máxima corte de la nación, puesto que, a su juicio, carecían de autoridad y que é, solo reconocía como magistrados, a los nombrados por la Asamblea Nacional el pasado 21 de julio.

“Estaremos atrincherados junto al pueblo de Iribarren” declaró para Efecto Cocuyo, al señalar que no permitiría que ningún “usurpador” tome las funciones que tiene como alcalde.

El burgomaestre explicó que en la audiencia ante la Sala Constitucional del TSJ en Caracas asistió su defensa para presentar el expediente del caso en el que se establecen pruebas que demuestran que Ramos no desacató la sentencia, puesto que, según lo certificado por un juez que inspeccionó la gestión, el alcalde ha cumplido con la orden del TSJ acorde con sus competencias.

El alcalde de Lechería, Gustavo Marcano fue destituido, y sentenciado a 15 meses de prisión, por no presentarse a una audiencia, a la que, al igual que Ramos, el supremo lo había convocado para determinar si estaba en desacato o no. Otros 14 alcaldes tienen procesos abiertos parecidos.

Con destitución de Marcano suman siete los fallos contra alcaldes de oposición

Para Ramos, la acción en su contra es parte de una estrategia política para destituirlo. Aseguró que el ex gobernador del Estado Lara, Luis Reyes Reyes, “está detrás de los hechos violentos en la ciudad, al ser el jefe de los grupos paramilitares como lo he denunciado en varias oportunidades”.

El alcalde convocó a los ciudadanos de Barquisimeto, a reunirse en las inmediaciones del Palacio Municipal a esperar la decisión del TSJ. Sí el supremo decidiera su destitución y detención, dijo que permanecería en su despacho y que el pueblo lo acompañaría. “Haremos vigilia de ser necesario” subrayó.

Para el momento en el que fue redactada esta nota, la Sala Constitucional del TSJ deliberaba, para tomar una decisión sobre el caso de Ramos.