Victoria en el Sebin

Marino Alvarado | @marinoalvarado

Activista de Derechos Humanos. Asesor de Provea, del Observatorio Venezolano de Prisiones y de Amnistía Internacional.

La rebelión realizada la semana pasada por los presos políticos encarcelados en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) constituyó un verdadero triunfo popular. Se demostró que aún en las situaciones más adversas se pueden librar batallas y ganarlas. Los presos realizaron lo que todo preso debe hacer frente a las arbitrariedades del poder: rebelarse y enaltecer su dignidad.

La rebelión logró derrotar al general Gustavo González López, que tiene un amplio prontuario de violaciones a los derechos humanos. No sólo bajo su responsabilidad están cientos de ejecuciones perpetradas en los Operativos de Liberación del Pueblo (OLP) que personalmente dirigió, sino que es responsable de graves violaciones a los derechos humanos de los presos recluidos en el Helicoide y en la sede principal en Plaza Venezuela.

A pesar de que cuatro adolescentes tenían hace varios meses órdenes judiciales de excarcelación, el general con su autoritarismo se negaba a liberarlos. Con la protesta los presos lo lograron y ello sin duda es una derrota para González López y la dictadura. Además, tuvo que permitir la presencia de fiscales del Ministerio Público y funcionarios de la Defensoría del Pueblo dentro del Helicoide, lo cual no permitía.

Con su rebelión, los presos obligaron al Defensor Constituyente a tener que pronunciarse. Ante el largo silencio frente a tantos atropellos, tuvo que ocurrir una protesta para actuar y enviar funcionarios que conocieran en el terreno los reclamos de los presos.

Con la rebelión tuvo que actuar también el Fiscal constituyente. De antiguo defensor de presos políticos a colaborador de los atropellos y abusos contra los prisioneros políticos. Pero fue consecuencia de la protesta que se vio en la obligación de mandar varios fiscales al Sebin para atender la emergencia.

Los presos reivindicando sus derechos dieron a conocer al mundo con mayor fuerza como se violan los derechos humanos de las personas encarceladas por motivos políticos en Venezuela. La dictadura quedó más evidenciada en sus atrocidades.

Al momento de redactar este artículo las presas políticas del Sebin mantienen una huelga de hambre. La huelga de hambre es una histórica forma de lucha de los presos y las presas políticas en Venezuela y en el mundo. En la década de los 80 se realizaron en distintas cárceles del país varias huelgas de hambre algunas prolongadas por más de 30 días para exigir derechos.

Tras las rejas también se libran luchas dignas y los presos políticos durante décadas en distintos momentos han logrado obtener victorias. En el pasado contra los gobiernos de Acción Democrática y Copei, en tiempos recientes contra los abusos de los auto denominados gobiernos bolivarianos.

Las organizaciones sociales, políticas e individualidades debemos incorporar en nuestra lucha por el rescate de la democracia la reivindicación de la libertad de todos y todas las presas políticas. Y mientras se logra su liberación, dar nuestro apoyo a las luchas que libran.

A los y las presas políticas expreso desde estas líneas mi solidaridad así como a sus familiares.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de la entera responsabilidad de sus autores.

 

(Visited 721 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!