¿Todos los derechos para todos los niños?

El 20 de noviembre se celebran 28 años de la aprobación de la Convención sobre los Derechos del Niño por parte de la Organización de las Naciones Unidas. Es un tratado internacional que garantiza los derechos humanos de los niños y adolescentes (menores de 18 años).

Aunque la noción de derechos del niño no se inicia con la Convención, pues ya desde el año 1958 contamos con la Declaración de los Derechos del Niño, este tópico no adquiere una real significación hasta que la Convención genera en 1989, un “antes y después” tanto en lo relativo al rol del niño, y adolescente en la sociedad, como en su relación con las personas adultas significantes (padres, madres, familias, maestros, comunidad).

Tal como lo expresa Geidenmark, de Save the Children, la Convención es el primer tratado sobre los derechos humanos que hace valer, explícitamente, los derechos civiles de todos los niños en todo momento. No solo en determinados eventos o acontecimientos.

Motivos para celebrar

Carlos González lo resume en un documento de Cecodap: “La Convención Internacional sobre los Derechos del Niño y la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente (LOPNNA) conteniendo la doctrina de la Protección Integral han puesto en el imaginario social y en la práctica social -iniciando por sus postulados jurídicos- nuevas formas de considerar y relacionarse con las niñas, niños y adolescentes, lo cual confronta miles de años de desarrollo social adulto-centrista y andro-centrista”.

Motivos para reaccionar

A pesar de los avances normativos y algunas realizaciones, los progresos no son los esperados por las organizaciones que luchamos para que este instrumento legal fuera aprobado hace casi 3 décadas.

El Comité sobre los Derechos del Niño (órgano oficial para su seguimiento) manifestó, en el caso de Venezuela, preocupación por la falta de supervisión y apoyo por parte del Instituto Autónomo Consejo Nacional de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes (IDENNA) a todos los centros de cuidado alternativo; los retrocesos legislativos en materia de responsabilidad penal; la alta tasa de mortalidad materna, el estancamiento en la reducción de la mortalidad infantil y el elevado número de embarazos de adolescentes; y la escasez de medicamentos (esenciales y de alto costo como los antirretrovirales), así como la inexistencia de suficientes servicios médicos y medicamentos en hospitales, y de políticas y centros de salud mental para la atención de los niños y adolescentes.

Igualmente insistió en la necesidad de conceder más importancia a la protección de los niños como grupos vulnerables y adoptar medidas adicionales para: (a) luchar contra la trata de mujeres y de niños; (b) alcanzar la enseñanza primaria universal y la igualdad de género en la educación; (c) reducir la mortalidad infantil; (d) proteger y garantizar educación a niños que carecen de hogar; y (e) aumentar la matriculación en todos los niveles de enseñanza y considerar garantías de educación a todos los niños con discapacidad.

El impacto de la crisis humanitaria ha incidido, sin duda, en el agravamiento de las situaciones planteadas por el Comité y la amenaza y violación de los derechos de la niñez y adolescencia del país.

El mejor regalo

Esta fecha es propicia para la realización de actos, conciertos por parte de las autoridades. Desde Cecodap hemos insistido en que el Estado como garante de los derechos humanos debería:

1.Publicar en lo inmediato los boletines epidemiológicos, de mortalidad, violencia y todos aquellos datos oficiales que permitan identificar avances y obstáculos en el cumplimiento de los derechos de los niños y adolescentes. 2. Fortalecer la institucionalidad pública y el Estado de Derecho que garantice la protección efectiva de los niños, adolescentes y sus familias, especialmente en el actual contexto de crisis y conflictividad social. 3. Desarrollar e implementar en lo inmediato un plan especial con recursos financieros extraordinarios para la atención de los problemas inmediatos de alimentación y salud a los niños y adolescentes, contando incluso con la cooperación internacional.

28 años después seguimos en deuda.

Foto: Unicef

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de la entera responsabilidad de sus autores.

 

 

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comments

comments

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!