María es la víctima

Laura Weffer Cifuentes

Reportera. Periodista de Investigación. Emprendedora. Directora Editorial de Efecto Cocuyo.

Hagamos un ejercicio simple basado en la teoría de Julia Penelope y rescatada en una charla Ted por Jackson Katz.

Imaginemos que Juan golpeó a María.

Luego le cambiamos el tiempo:

María fue golpeada por Juan. Entonces Juan queda al final de la frase.

Y si tuviéramos problemas de espacio:

María fue golpeada. Como vemos Juan desaparece de la ecuación.

Y si lo simplificamos aún más diremos:

María es una mujer maltratada.

Inmediatamente saltan los prejuicios y las preguntas acusadoras: ¿Por qué ella sale con tipos así? ¿Qué estaría haciendo para desatar la furia masculina? ¿Por qué no se separa del tipo si la golpea? ¿En qué estaba pensando?

Y en caso de que Juan asesinara a María es todavía peor. ¿Cómo se atreve a estar con un tipo que la mató? ¿Es que no se dio cuenta? ¿Cómo se pudo poner en riesgo de esta manera? ¿Y a su familia?.

Esto se llama culpabilización de la víctima.

En la mayoría de los casos es inconsciente y quizás en algún momento todos hayamos incurrido en ello. Pero claro, preguntarnos sobre María no nos lleva a ningún lado, mucho menos nos ayuda a prevenir la violencia contra la mujer.

A partir de la denuncia del New York Times contra el productor hollywoodense Harvey Weinstein por acoso sexual, el tema de la violencia de género ha cobrado una importancia inédita. Y más importante aún, ha brindado la oportunidad para que las verdaderas víctimas sientan que no están solas, para que se rodeen de la solidaridad tan necesaria en esos momentos.

Cuidemos cada palabra, cada inflexión y cada gesto. Tenemos una responsabilidad. Recordemos que Juan es el culpable y María, la víctima.

Foto: Archivo Cocuyo

 

(Visited 19 times, 1 visits today)

Comentarios

1 Comment

Leave a Reply

¡Suscríbete!