Maduro-Diosdado-Rodríguez: El triunvirato del poder - Efecto Cocuyo

Maduro-Diosdado-Rodríguez: El triunvirato del poder

Piero Trepiccione

Politólogo con especialización en gerencia social. Actualmente es el coordinador general del Centro Gumilla en el Estado Lara. Profesor universitario de pre y postgrado. Analista político y de tendencias electorales. Columnista de opinión. Locutor y conductor de programas de radio.

En los últimos tiempos las tres figuras que ejercen una influencia determinante en el gobierno y en la política venezolana sin duda alguna son Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y Jorge Rodríguez. Los tres, desde sus respectivas esferas: Maduro en lo burocrático-institucional y emblemático (heredero público de Hugo Chávez); Diosdado en lo militar-organizativo y Rodríguez en lo estratégico-comunicacional; prácticamente constituyen una orquestación que dirige los destinos del país y la articulación política alrededor del proyecto “revolución bolivariana” en el Gobierno.

Mucho se ha especulado sobre la posibilidad de una división entre estos factores de poder en el seno del chavismo que debilitaría enormemente su capacidad de actuación monolítica y pondría en riesgo inclusive su estadía al frente del gobierno central; pero la verdad verdadera es que, frente al deterioro abrupto de las condiciones de vida de los venezolanos, el deslave económico al que nos ha conducido el esquema de políticas públicas y el cada vez más agudo cerco de la comunidad internacional sobre el Gobierno este triunvirato, lejos de dividirse, se aglutina y se cierra como mecanismo de defensa frente a la coyuntura actual.

Estos tres actores fundamentales de las fuerzas chavistas se han venido atrincherando para cerrar filas en defensa de su proyecto, independientemente de las consecuencias que esto está generando en la población venezolana.

Este 2018 parece ser un año determinante en materia de definiciones políticas. Con los niveles de hiperinflación y recesión a los que está sometida nuestra economía, difícilmente se pueda mantener el mismo rumbo de las dos últimas décadas. Es decir, el cambio, inevitablemente, pudiera estar cercano.

El problema radica en que si tienes un triunvirato firme y cerrado que no da pie para generar válvulas de escape constitucionales, las cosas pueden llegar a complicarse de tal manera que la población va a resentir aún más las dificultades. Esto puede llevarnos a escenarios donde la política se continúa por otras vías.

Allí es donde la geopolítica continental se está moviendo cada hora y no lo estamos apreciando en su justa dimensión. Rusia, China, Cuba, la Unión Europea, los EEUU y los países latinoamericanos de mayor peso económico en la región (Brasil, México, Colombia, Argentina y Chile) pueden hacernos aterrizar en un conflicto bélico si el triunvirato sigue manejando el concepto de atrincheramiento hasta el final. Ojalá la sindéresis se imponga.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de la entera responsabilidad de sus autores. 

Comentarios

1 Comment

Leave a Reply

¡Suscríbete!