La violencia no toma vacaciones

Fernando Pereira | @cecodap | @fernanpereirav

Educador. Fundador de Cecodap.

En el mes de diciembre aumenta el número de víctimas de hechos violentos, bien sea por accidentes u homicidios, tal y como lo refiere Cecodap en un estudio sobre el impacto de la violencia en los niños y adolescentes con base en la información de los anuarios de mortalidad del Ministerio del Poder Popular para la Salud.

La pregunta es ¿cómo hacer para prevenir la violencia especialmente en estas fechas decembrinas?

¿Cómo se sienten?

Algunos muchachos manifiestan rabia cuando no los dejan salir a jugar, pasear, llegar a ciertas horas a la casa, transitar por determinados lugares o calles o cuando son víctimas de un robo o de una agresión.

Pueden sentir miedo a que le quiten sus dispositivos electrónicos, celulares o cualquier otra pertenencia o que le pase algo a algún familiar o amigo.

Vivirán la contradicción por saber que tienen derecho a la vida y que se respete su integridad física, que el Estado debe garantizar nuestra protección y desarrollo (Art. 15 y Art. 32 LOPNNA); sin embargo, saber que en la realidad se viola permanentemente ese derecho humano.

¿Qué podemos hacer?

Conversar con nuestros niños sobre el tema. Algunos padres nos comentan que se niegan a hacerlo movidos por la intención de proteger su salud mental. Sin embargo, consideramos que el peligro acecha y conversar no acabará con su infancia. Tenemos que tomar precauciones, todos, incluyéndolos.

Ante una situación de peligro es importante buscar la ayuda de un familiar o persona cercana. Es importante que tengan sus números de teléfono grabados y números de emergencia a los cuales poder llamar para solicitar ayuda.

Debemos considerar la edad del niño o del adolescente, dependiendo de sus características y madurez; debemos plantearle que si un extraño se acerca y siente que es para hacerle daño es importante buscar ayuda, correr hacia lugares donde haya más gente, entrar a un establecimiento comercial o cualquier otro lugar para buscar apoyo.

Está bien gritar para pedir ayuda. No debe sentir vergüenza. Si la persona está apuntando con un arma de fuego es preferible quedarse tranquilo y no ofrecer resistencia.

Si pasa por algún lugar donde se escuchan disparos es importante resguardarse e inclusive lanzarse al piso. Nunca ir a investigar para ver qué pasó por más que vea gente curioseando porque puede correr peligro.

Si está en su casa y escucha tiros, nunca asomarse por la ventana, balcón, puerta o subir a la azotea porque puede ser impactado por un proyectil.

Las camas no deben estar al lado de ventanas que den hacia la calle; sobre todo en lugares donde se escuchen tiros o ráfagas con frecuencia

Si en la casa nuestra o de algún familiar o vecino hay un arma no debemos manipularla delante de los muchachos o dejar que ellos lo hagan ni siquiera en nuestra presencia. Las armas deben estar guardadas adecuadamente teniendo la seguridad de que ellos no podrán tomarlas cuando no estemos.

Cuando van a una fiesta y salen tarde es preferible analizar la posibilidad de que se queden a dormir en la casa donde se hizo la fiesta (si conocemos bien a la familia) o hacer un grupo y trasladarse en grupo.

Conocer cuáles son los lugares riesgosos porque se generan conflictos permanentes, se venden drogas, se ingiere licor o viven personas violentas, que están armadas

Deben evitar exhibir objetos de valor, relojes, equipos como celulares en lugares públicos, especialmente zonas peligrosas, por los cuales podemos ser asaltados y agredidos

Recordemos que los zapatos, gorras de marca son prendas de vestir muy cotizadas por los asaltantes. Debemos tener cuidado dónde y cuándo las utilizan.
Tomar estas precauciones no implica llenarnos de más angustia, estrés hasta caer en la paranoia. De lo que se trata es de celebrar las fiestas navideñas estando atentos a los riesgos presentes.

Foto: elmundo.es

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de la entera responsabilidad de sus autores. 

 

(Visited 2 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!