La apocalíptica amenaza electromagnética

No está claro que los pulsos elecromagnéticos tengan los efectos devastadores que algunos predicen y no deberíamos sentir pánico por ellos