Insumisión - Efecto Cocuyo

Insumisión

Insumisión
Mirla Perez | @mirlamargarita

Doctora en Ciencias Sociales y Licenciada en Trabajo Social. Profesora titular de la Universidad Central de Venezuela. Investigadora en antropología cultural del pueblo venezolano y sobre el fenómeno de la violencia en Venezuela.

El pueblo democrático y sus distintas fuerzas políticas deben tener claro que la dominación total es la única forma de gobierno con la que no es posible la coexistencia porque siempre buscará eliminar al que no se somete.

El año 2018 fue el momento de la rebelión de lo más pobres. En cada barrio veíamos inconformidad, dolor, resistencia a la resignación. Miles de protestas tuvieron lugar por la ausencia de agua, aseo, gas, servicios de salud. Por el hambre. Pudimos ver resistencia sin conformismo. Insumisión.

Una protesta que marcó el año pasado fue el hambre. Hay hambre cuando un sistema monopoliza el alimento, cuando te debates entre la caja y la basura, cuando necesitas trabajar y no encuentras dónde, cuando tienes que sopesar dejar a tus hijos sin cuidado para poder ganar lo equivalente a una harina pan y un arroz. Cuando salir del barrio no solo implica un esfuerzo monetario sino una proeza humana, un verdadero acto de heroísmo por la ausencia de transporte y tener que caminar con el estómago vacío.

También hay hambre cuando vemos que se ha hecho todo lo posible por satisfacer la alimentación y que eso no sea posible. El pueblo no espera ni paciente ni sumiso que otro resuelva, pero cada día van quedando menos opciones para poder sobrevivir. Protestar por un pernil o por una caja Clap, es hambre. Es pobreza absoluta. Es indefensión ante un tirano que pretende controlarlo todo.

No es una decisión fácil tomar los espacios públicos de las comunidades, sobre todo cuando tienes poderes territoriales como las bandas delictivas, mafias, consejos comunales o unos jefes de calles que controlan y pueden determinar si comes o no, sea por el Clap o por los bonos.

Tomar la calle del barrio para protestar, es una decisión política que implica enormes riesgos para uno de los grupos sociales más vulnerables. Se sobrevive. Eriza la piel cuando una madre te dice: “tengo pánico de morirme de hambre junto con mis hijos” y que sea una frase constante.

Esta gran lucha popular, me lleva a preguntarme: ¿dónde está el acompañamiento de las estructuras partidistas que conviertan esta valentía en poder? Hay que dar el salto, hay que hacer política entre las familias pobres y sus comunidades para superar este sistema totalitario.

El totalitarismo ha implementado los controles, pero con una minoría obediente. Esa es su debilidad.

El problema político del momento para la oposición es cómo capitalizar la insumisión. Dejo un dato, en las comunidades comienza a escucharse este diálogo: “es que la oposición no tiene líder” declaración convencional, pero ahora hay voces disidentes que responden: “ya no se trata de líder, tenemos 2 presidentes, tenemos que hacer valer al verdadero y nosotros no queremos a Maduro…”

Valentía, insumisión  y comunicación

Esta conversación que reseño es del domingo pasado, en el marco de una organización comunitaria. Hoy, no sé si mañana, el liderazgo está claro y en crecimiento. La velocidad de la información real para nuestras comunidades es muy lenta, eso hace que los eventos políticos sean conocidos con retraso, pero una vez que se conocen el castillo de mentiras de los medios masivos caen por el peso de esa verdad.

De la verdad que se dice en la calle y en Facebook, red muy popular porque está hecha al modo relacional. Su verdad radica en que la historia la cuentan los familiares y amigos que se enteraron de una realidad rigurosamente escondida por el régimen. Valentía, insumisión y comunicación son tres elementos a considerar siempre en esta lucha.

En este sentido, la valentía popular hay que acompañarla porque sólo la articulación, el encuentro, la unión nos harán fuerte frente a la tiranía. Los hombres solos y aislados carecen de poder, juntos somos una gran fuerza, en especial esta que se teje contra un sistema que pretende dominar con el hambre.

Un nuevo reto para quienes queremos el cambio.

* * *

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!