Hematología en el asfalto

Fernando Pereira | @cecodap | @fernanpereirav

Educador. Fundador de Cecodap.

“Tres semanas seguidas sin quirófano suma el Servicio de Hematología del hospital de niños J.M. de los Ríos. La sala, dispuesta para tratar a los pacientes con enfermedades de la sangre, está paralizada desde la segunda semana de 2018 por falta de aire acondicionado. La mañana de este martes, 30 de enero, pacientes y padres protestaron en la avenida Vollmer de Caracas, en San Bernardino, para exigir una solución a las autoridades del centro pediátrico…

Sin embargo, la ausencia de quirófano no fue lo único que hizo que las madres y los pacientes salieran a protestar. Los tratamientos quimioterápicos incompletos y la falta de reactivos serológicos para analizar las donaciones de sangre se sumaron a la lista de razones por las cuales protestar”. (Efecto Cocuyo, 30 de Enero).

La imagen de los niños y sus padres clamando por su vida y salud en el asfalto genera sentimientos de solidaridad en la mayoría de la ciudadanía. No falta quienes hacen prevalecer su posición partidista y sentencian: “Eso es por culpa de las sanciones impuestas”. “La oposición es la responsable” “A esas familias las están usando políticamente”.

¿Es una situación reciente?

Cecodap, acompañado de un grupo de familiares, interpuso el 15 de julio de 2003 una acción de protección ante la Sala III de Juicio del Tribunal de Protección del Niño y del Adolescente de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas por los niños y adolescentes con leucemia y otras enfermedades hematológicas del Hospital J.M. de los Rios, en los términos que plantea la Ley Orgánica para la Protección del Niño y Adolescente.

El 27 de Abril de 2004, la Corte Superior del Tribunal de Protección del Niño y del Adolescente dictó sentencia definitivamente firme que ordenaba a las autoridades de salud: la gestión y suministro de los medicamentos para la atención oportuna, eficiente y con la celeridad requerida; suministro de las terapias coadyuvantes a las complicaciones derivadas de las quimioterapias; realización de los exámenes especializados requeridos para el tratamiento de la leucemia y demás enfermedades hematológicas; trabajos de infraestructura para culminación de remodelación del área de consulta externa, hospital DIA; dotación de insumos, equipos, entre ellos el de aire acondicionado para minimizar riesgos de infección y la contratación del personal requerido.

Se lograron avances durante que, lamentablemente, no se sostuvieron en el tiempo. En marzo de 2012 la Jefatura del Servicio de Hematología Pediátrica difundió un diagnóstico que da cuenta del serio déficit de personal médico, de enfermería, bote grave de aguas negras, entre otros.

El Servicio “Dr. Walles Camarillo” fue fundado en 1958 y constituye el más importante centro de referencia nacional de la hematología pediátrica. El 98% de la población atendida es del estrato social Graffar V, IV y III (los que más lo necesitan)

El Poder Ciudadano, la Defensoría del Pueblo y el Ministerio Público, han permitido que no se acate una sentencia firme sin que se establezcan responsabilidades.

Los familiares han mantenido una tenaz lucha por el derecho a la salud de sus hijos. Son incontables la cantidad de promesas y ofrecimientos recibidos que no han sido honrados.

Reiteramos nuestra solidaridad con los pacientes, con sus familias, con el personal que allí labora. Su aliento es el nuestro. Cuentan con nuestro apoyo y admiración. El país no los puede dejar solos.

Foto: Archivo Efecto Cocuyo

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de la entera responsabilidad de sus autores. 

 

(Visited 7 times, 1 visits today)

Comentarios

1 Comment

Leave a Reply

¡Suscríbete!