GLBTIAQX no es sopa de letras

Leoncio Barrios

Leoncio Barrios, psicólogo y analista social. Escribidor de crónicas, memorias, mini ensayos, historias de sufrimiento e infantiles. Cinéfilo y bailarín aficionado. Reside en Caracas.

Junio fue el mes del orgullo GLBTIAQX. Parece una sopa de letras, pero no es. Son gays, lesbias, bisexuales, transexuales, transgénero, intersexuales, asexuados, “queers” y X (indefinidos) que manifiestan la diversidad sexual con marchas para celebrar logros, hacerse visibles y exigir derechos.

Esas marchas son de mucha gente, cada vea más, que celebra el haber asumido su expresión sexual como la siente y no como la imponga el status. El poder conservador que lidera al mundo considera que todas las personas son, o deben ser, heterosexuales. A eso se rebelan los grupos GLBTIAQX.

Apoyar esas luchas y celebrar esos logros no tiene porque ser solo de maricos y maricas en su variedad. Los heterosexuales pueden apoyar y celebrarlo sin temor a convertirse o que las nuevas generaciones lo sean. Si los GLBTIAQX son hijos e hijas de heterosexuales, los que nazcan o sean criados por homosexuales no tienen porqué también serlo. Serán lo que decidan al crecer en familias y sociedades menos convencionales.

En algunos países esas marchas ya son solo fiesta pero en los más atrasados es oportunidad para exigir derechos al Estado. Fundamentalmente, no discriminación legal por condición sexual. Esto incluye, entre otros, el derecho al matrimonio civil con una persona del mismo sexo, la adopción de niños/niñas o embarazarse por vía alternativa con reconocimiento legal de los padres y madres biológicas, aceptar la identidad decidida por las personas trans. En todos los países se sigue exigiendo la no violencia, el respecto a cualquier condición sexual.

Sin embargo, en Venezuela, la marcha del 2018 tuvo poco de celebración. En este país, a pesar de su “revolución” no hay logros legales de envergadura, solo saludos a la bandera del arco iris por parte de algunas instituciones, y se han perdido derechos en salud.

Venezuela está entre los países más atrasados de la región en protección legal para las personas GLBTIAQX. A la hora de tomar decisiones, tanto la Asamblea Nacional (toda de oposición) como la Constituyente (toda del gobierno), se acobardan. La homofobia carcome al poder legislativo, al judicial y al ejecutivo o se dejan dominar por el poder de las iglesias y los grupos derechistas que lideran tanto al gobierno como a la oposición en este país.

Después de ser vanguardia en iniciativas regionales en la protección de las personas con VIH/ Sida en los años 90 y principio de los 2000, el gobierno de Venezuela ha dejado a la población en casi absoluta indefensa ante la devastadora epidemia que afecta, en su mayoría, a gays, bisexuales y trans.

El suministro de medicamentos a las personas con VIH, una obligación adquirida por el Estado para evitar la muerte de miles de personas, está en su peor momento.

Dar condones gratuitos y promover su buen uso como una forma de evitar la infección -otra obligación del Estado- se paralizó y los altos costos de los condones comerciales prácticamente impiden su uso. Por el hambre y las ganas de una birra, los jóvenes sacrifican al condón.

Tampoco hay campañas de prevención del VIH en el país. La gente sabe cómo se transmite, pero mucha no le para, no lo para. Hay que recordárselo, machacárselo, pero nadie dice nada públicamente. Se tira/folla a la desbandada. Sobre todo los más jóvenes, los que menos han estudiado, los más pobres.

Sin embargo, el sol de junio en otros países brilló para todos y todas porque cualquier alcance legal y social de la gente GLBTIAQX, donde sea, significa una sociedad más justa y democrática. Más libertad.

En Ginebra, la Organización Mundial de la Salud excluyó de la categoría de “enfermedades” a la transexualidad; en México –el país de los charros machos- eligen Presidente a quien se ha comprometido a defender a las minorías sexuales y en España, una importante empresa transnacional promueve la creación de videojuegos que muestren la diversidad sexual y, como si fuera poco, se selecciona a una mujer que nació hombre como la más bella de ese país. Cosas veredes, Sancho. Aplausos.

Lee también:
http://contrapunto.com/noticia/transexualidad-ya-no-es-una-enfermedad-mental-oms-la-declaro-un-comportamiento-sexual-208578/

http://www.ntn24america.com/america-latina/venezuela/denuncian-escasez-de-antirretrovirales-en-marcha-lgbti-de-venezuela-92238
ULA reconoce derechos de la población LGBTIQ+

Andrés Manuel López Obrador le dice sí a la diversidad sexual.


https://espacio.fundaciontelefonica.com/evento/orgullo-gaymer-videojuegos-lgtb/?utm_source=comunicacion&utm_medium=boletines&utm_campaign=semana07022018
http://sevilla.abc.es/provincia/sevi-modelo-trans-sevillana-angela-ponce-representara-espana-miss-universo-201806300035_noticia.html

***
Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores

(Visited 247 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!