• Don Periñon

    Todos los que promueven, incluyendo a representantes internacionales, y todos los que participan en ese diálogo o como lo llamen, tienen una gran responsabilidad: ya que si se convierte en un nuevo engaño será, como sucedió con las anteriores versiones, alimento para el desengaño y la rabia y puede llevar a protestas y movilizaciones nacioales cada vez más grandes y prolongadas, las cuales pueden ser reprimidas como las anteriores con un saldo trágico y por supuesto que nadie quiere. Pues no crean que se puede abusar indefinidamente sin tener que rendir cuenta ante la justicia.