¡Es ahora, mujeres!

Susana Reina | @feminismoinc

Psicóloga. Magister en Gerencia de Empresas. Coach Ontológico Empresarial. Directora Fundadora de feminismoinc.org Venezolana. Feminista. IG: @feminismoinc

Insistiré en el mensaje de la semana pasada, sobre el fenómeno comprobado de ser nosotras las mujeres las eternas postergadas en el ámbito de la política. Ya iba a pedir perdón… “disculpen que insista”, pero borré la frase a tiempo. Sí, las feministas somos incómodas, pero es que no nos queda otra. O defendemos nuestro punto con todo y sus consecuencias, o seguiremos de segundonas forever.

Insisto, porque solo esta semana ocurrieron unos cuantos eventos que no quiero que pasen por debajo de la mesa, y que, entre otras cosas, nos sirven para señalar la situación de indefensión a escala global en que nos encontramos las mujeres cuando de defender nuestros Derechos se trata.

Perú. Llega una nueva Ministra de la Mujer al equipo de gobierno y un periódico titula: “La nueva ministra de la Mujer cree que no es necesario una dosis de feminismo para el Perú”. En una entrevista televisada, Ana María Choquehuanca dice: “No tengo un sesgo feminista, creo que el machismo tampoco es bueno, siempre he ido por la igualdad de oportunidades”. El entrevistador la interrumpe y le pregunta: Una dosis de feminismo no le caería mal a este país, ¿no? La respuesta de Choquehuanca: ¿Más?, dicha entre risas. También declara que lo que nos pasa es culpa de nosotras mismas, y otros mitos más que, en boca de quien viene a trabajar por las mujeres de su país es lamentable. Enseguida llega la reacción de ONGs peruanas convocando a un tuitazo para el lunes 31 de julio de 12 a 2 pm con el hashtag #MinistraFeminismoEs. Una compañera de la red feminista de aquí, me comenta que nosotras deberíamos hacer una campaña similar con la Ministra de la Mujer en Venezuela, para luego concluir que las probabilidades de que nos presten atención en medio del barullo económico y político de los últimos días es poco menos que nula. No es el momento…

Venezuela. Ministerio de la Mujer, el órgano que debería estar pendiente de los temas que como mujeres de este país nos aquejan, tiene meses enfocado en ideología partidista, en el proceso eleccionario constituyente, en las misiones de hambre y cualquier otro tema que no refleja en absoluto una agenda que construya igualdad de género en el país. Inventaron lo del parto humanizado, que es un programa ley para madres, no para mujeres, creo yo como salida a la escasez de un kit obstétrico básico para poder dar a luz por parto o por cesárea con un mínimo de decencia. No, ahora hay que parir con dolor, como si eso tuviera un encanto particular. Y a juro, además. No hay feminismo sin libertad de elección, Ministra. Pero ella solo escucha a su partido, no a las mujeres a las que debe servir, porque ahora están enfocados en la permanencia en el poder. No es el momento…

España. Una encuesta de Educa 20.20 y Fundación Axa, realizada por Gad3, donde más de 5.800 jóvenes españoles respondieron a la pregunta a quién querían parecerse de mayores. Las chicas eligen a hombres como referentes, pero los chicos no escogen a mujeres. Esto explica la enorme disparidad de género: entre los 100 referentes más repetidos hay el triple de hombres que mujeres. La investigadora de la Universidad Carlos III, Silvia Claveria, no está sorprendida: “Hay una escasez de referentes mujeres en las que puedas reflejarte y por eso es tan importante que haya presencia de mujeres en política, que los premios sean paritarios”, dice. Educados todos en la idea de que lo masculino se traduce en calle, libertad, inteligencia, don de mando, y lo femenino en fragilidad, romanticismo y casa, dígame Usted qué lado de la vida elige. Es el reflejo de un arraigo histórico y cultural de la dominación de los hombres sobre las mujeres. Por eso es que hay que señalarlo, porque siendo cultural, puede ser transformado. Bravo por el Diario El País por darle visibilidad al estudio. Pero claro, entre tanta noticia importante, tú la compartes por las redes esperando reacciones y discusiones acaloradas, pero nada pasa… esta queda tras bastidores. No es el momento…

Venezuela otra vez. Y termino con María Corina Machado, sábado por la noche. Hora de muchas angustias para la oposición venezolana, momento de discursos y arengas para movilizar a las masas a no dejarse amilanar y a tomar las calles para impedir un proceso electoral espurio. Declaran por la Mesa de la Unidad Democrática Julio Borges, Freddy Guevara; Leopoldo López y Henrique Capriles por Twitter. Y también lo hace María Corina Machado, envía un video, anuncia desde temprano que enviará su mensaje, lo hace… Enseguida la noticia es Leopoldo y Capriles juntos: “Capoldo” es Trending Topic en minutos. Gaby Arellano, activista del partido de MC reclama “no entiendo por qué en Venezuela no se le da el apoyo que merece @mariacorinaYA, porque es mujer?”  Y los comentarios que le hacen a su tweet son para recordarle que no es este el momento para fijarse en eso, que hay algo más importante ahora, el rescate de la Patria. No es el momento pues. Y punto.

Esto pasa todos los días a cada instante, y es por eso tenemos que visibilizarlo y denunciarlo. Recuerdo un viejo juego que hacían los mayores con los niños cuando se los querían quitar de encima. Los mandaban a buscar “tenteallá”. Vaya y cómpreme tenteallá. Iba uno como un tonto a la bodega a comprar tenteallá para descubrir luego que eso no existía, que solo fue una excusa para que te entretuvieras en algo y les dejaras en paz. Así igual hacen con nosotras. La estructura machista de poder se ejerce desde las más íntimas, menudas y aparentemente insignificantes posiciones y enfoques. Nada es inocente en este juego.

Así que, como vemos en los cuatro casos descritos, ni tenemos el apoyo institucional gubernamental necesario para posicionar la agenda feminista en las políticas públicas de nuestros países, ni tenemos el soporte de muchos medios para que los abordajes de los temas de las mujeres se hagan con la prioridad que requieren. Pero nos tenemos a nosotras, a las redes de DDHH, a una gran cantidad de hombres cómplices que sí están sensibilizados para vivir su masculinidad de una forma diferente y dar apoyo a la causa feminista; contamos con algunos medios digitales que nos publican lo que reclamamos, y podemos usar las redes sociales para señalar y elevar la voz con su don de velocidad y ubicuidad que multiplica cualquier mensaje por mil.

Un ejemplo brillante de esto, que también ocurrió esta semana, como para matizar todo lo anterior, fue la emisión de un Comunicado suscrito por más de 100 ONGs rechazando la violencia sexual en el marco de la represión política en Venezuela con excelente repercusión en la colectividad. Es una forma inteligente liderada por AVESA y otras, para posicionar temas de género e incidir en la agenda política aún en medio de tan terribles circunstancias.

Una de las cosas más duras para las mujeres que queremos contribuir a producir cambios en el mundo desde la perspectiva de género y que intentamos aprender del feminismo con sus avances hasta ahora, es descubrir nuestros propios esquemas machistas y patriarcales de comportamiento, para no reproducirlos haciéndonos eco de la idea de que la postergación de los temas que nos atañen, es lógica y entendible.

Pido a las de mi clan estar conscientes de esto a toda hora en todo lugar y no quedarnos calladas cuando alguien nos diga que no es el momento; no pisemos el peine de la promesa de que algún día se ocuparán de nuestros asuntos. No ha pasado en los últimos 200 años. El momento es ahora y la responsabilidad para actuar es básicamente nuestra.