¿De dónde les viene tanto odio?

Mirla Perez | @mirlamargarita

Doctora en Ciencias Sociales y Licenciada en Trabajo Social. Profesora titular de la Universidad Central de Venezuela. Investigadora en antropología cultural del pueblo venezolano y sobre el fenómeno de la violencia en Venezuela.

No hay quietud en ninguno de nosotros, una población asediada por el odio de un régimen que sólo busca matar. Escudriñas en cada rincón del país y encuentras que el pueblo se defiende del odio mejor cultivado: el militarista-ideológico, que en nombre del “pueblo” —su ego sin límite que se sabe aislado y repudiado por la gran mayoría de los venezolanos— dice en el más desvergonzado sarcasmo: “Asamblea Constituyente decidirá si nuevo texto constitucional se someterá al voto”, esto es, parafraseando la maldad: veremos si sometemos (el régimen) o no al voto popular la constitución que redacte la asamblea nacional constituyente.

Enfrentarse a esa frase dicha en el peor momento de nuestra historia, desata en nosotros: ciudadanos comunes, trabajadores, intelectuales, académicos, etc., una genuina y vital ira que pone en perspectiva al tirano, a quien podemos ver en su más vil propósito: someter, como un delincuente somete a cualquiera, sabiéndose impune por el poder y la institución que montó a su medida.

Estos días la vida pasa frente al régimen “cívico-militar” y uno va quedando estupefacto ante tanto odio sin referente histórico y vital que nos permita creerlo. Tres prácticas pasan frente a nosotros dejando una advertencia de fatalidad: la represión, la muerte y la mentira que se dejan significar por el odio y el mal como sentido final.

No habíamos vivido en Venezuela una situación semejante, no hay en el imaginario colectivo una referencia que permita tan siquiera reconocerlo. Odio y represión inéditos, de una naturaleza totalmente ajena al carácter cotidiano del venezolano. Estamos en un punto en el que la ausencia de referencias nos deja sin piso, en todos los sentidos.

No hay referencia histórica en Venezuela que pueda permitir procesar el hambre generalizada, el déficit de medicamentos y el alto índice de homicidios, como tampoco el caos que va tomando cuerpo como consecuencia de la más vil violencia de un régimen totalitario que cree que matando niños y jóvenes, reprimiendo mujeres y ancianos va lograr permanecer impune en un gobierno que ya no le pertenece.

El régimen perdió toda autoridad moral y ética para poder gobernar. El principio de autoridad no existe, en su lugar se erige el sometimiento. ¿Producir más muerte garantiza la estabilidad de un poder que ya no es ni respetado ni seguido? No. Mientras más muerte ocasione el régimen más rabia desata en el sufriente que se sabe objeto de la más repudiada injusticia. El dolor por la muerte injustificada desata los peores demonios, y a un pueblo no se le puede someter con la muerte.

Traigo a continuación un fragmento de un artículo muy claro de Mercedes Pulido de Briceño, que aunque fue escrito hace dos años, hoy tiene una vigencia inusitada: “La Conferencia Episcopal y las iglesias reiteradamente alertan sobre el ventajismo, pero también sobre su apoyo incondicional a la construcción democrática. La autoritas moral y los jóvenes son los grandes árbitros ante la impunidad.”

No hay reserva moral en un régimen que somete sin freno, cuando la única aspiración que mueve la existencia es el poder y el dominio, se va creando un camino que revierte esa maldad sobre el sujeto que la inició: los creadores del totalitarismo chavista del siglo XXI. Hoy estamos en presencia de una historia marcada por el odio. Se trata de días muy difíciles, casi que imposible concentrarse para poder escribir unas líneas que contengan una cierta interpretación en medio de la vorágine de un régimen que se niega a morir.

Hoy 22 de mayo de 2017, son ya 53 muertes producidas por el régimen. Salen los niños y jóvenes de liceos y colegios, se suman maestros, profesores y representantes, y la respuesta del poder criminal es reprimirlos. Así como han reprimido a cuanta marcha salen, a cuantos jóvenes que luchan por la democracia y la libertad, dicho sea de paso, que no conocieron porque este régimen acabó con ellas. Unos jóvenes que demuestran que las ideologías no tienen el poder que pregonan y que la libertad humana es más grande que la esclavitud.

Entre la oscuridad y tormenta, tenemos la auctoritas moral, la iglesia, pronunciando en cada palabra el compromiso tejido con el más duro sacrificio que hoy se levanta como la más firme roca frente a la adversidad, leemos de la Conferencia Episcopal, en una de sus más recientes declaraciones:

“Al mismo tiempo, nos confesamos irrestrictamente comprometidos con la promoción y la defensa los valores de la dignidad humana y del bien común de todas las personas y de toda persona. En consecuencia, denunciamos el dúo fatídico represión–muerte que nos ha vuelto dolorosa y triste la cotidianidad nacional. Reiteramos un NO rotundo a las muertes violentas fruto maligno del desprecio a la vida, del odio de Caín hacia Abel (Gn 4, 8) y del rechazo del mandamiento divino. ¡No matarás (Dt 5,16)… En nombre de Dios, repetimos nos interpelan a diario innumerables signos de muerte presentes en el discurso oficialista amenazador, los gestos agresivos, la imagen militarista, la mentalidad de dominio y conquista, los actos de prepotencia, la conducta arbitraria, las progresivas restricciones a la libertad…

El tiempo pasa y el régimen recrudece su más vil violencia. El pueblo se resiste heroico con mucho sufrimiento, testimonios vienen y van, nos toca registrar un camino duro, nunca vivido, con la incertidumbre de no saber qué ocurrirá mañana.
Frente a nosotros tenemos un pueblo sublevado, rebelde ante la arbitrariedad e indócil ante la dirección política. ¿Qué pasará? Sin previsión, se está haciendo el camino. Por ahora toca confiar y defender al que sufre, estar con el que no detenta el poder.

 

  • enepe

    de Chavez, de quien mas..

  • LUIS

    DEL COMUNISMO SOCIALISTA CUBANO VENEZOLANO COLOMBIANO,,,, el comunismo inyecta,,,todos esos males,,,,,,,por eso este país esta en un estado forajido,,,,,,,, donde se violan los derechos sociales del ser humano,,,,,,,,,,,,,,,,,,la equidad social no existe,,,,
    existe es la monarquía y oligarquía,,,,,,,,,oprobia,,represora de las masas pobres,,,,LA ÉLITES,,,,AMPARADAS POR EL GOBIERNO DE TURNO,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,SOCIALISMO COMUNISTA ANTI DEMOCRATICO,,,, ACTIVAR EL 350,,,,,68,,,,,,5 Y 6,,,,, EL PUEBLO VENEZOLANO PERDIO EL PODER,,,,,,el gobierno lo tiene arrodillado,,,,
    http://www.cs.us.es/~fsancho/images/2017-02/simon-bolivar1-2.png