¿Cuánto tiempo soportará? - Efecto Cocuyo

¿Cuánto tiempo soportará?

Nicolás Maduro inicia un nuevo período
Oscar Morales Rodríguez

Economista con un Magister en Políticas Públicas. Colaborador de varios medios nacionales.

Para no perder la costumbre, empezamos el año con otra deserción de un oficialista que conoce con mucho detalle cómo operan en Miraflores. Se trata de Christian Zerpa, magistrado del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que se ha comprometido a colaborar con la justicia estadounidense para entregar toda la información que esté a su alcance. Esperemos que proporcione novedades que conmocione al país, anime a sus pares a revelar todas las ilegalidades y pongan a razonar a los responsables de la catástrofe nacional.

En otro orden de ideas, cuando se publique este artículo, tendremos un nuevo mandato de Nicolás Maduro, pues, es predecible que por la vía de los hechos asumirá este período presidencial, pero la duda que encierra este acto es: ¿cuánto tiempo resistirá su gobierno el clima asfixiante?

El sostenimiento de la administración de Maduro se consiente por cuatro elementos: Las Fuerzas Armadas, las divisiones de la oposición, la unión oficialista y la depravación en el ejercicio del poder. En otras palabras, si el alto mando militar sigue sumando cuotas de poder y recibiendo privilegios para actuar con señorío; los dirigentes opositores no se cohesionan bajo una estrategia política; los oficialistas cierran filas en todo orden; la indecencia y la arbitrariedad siguen nutriendo el accionar del gobierno, entonces tendremos a Nicolás Maduro silbando el año 2025 con un país inviable en extrema desgracia  y sin 12 millones de sus habitantes.

Pese a todo, incluso manteniendo esos cuatro elementos en sintonía, no será grato aguantar la insuficiencia de ingresos, la lluvia de demandas judiciales, la conflictividad social creciente y sin cesar, el profundo aislamiento internacional y las sanciones económicas.

Aunque hable con rudeza, él sabe que navega en una crisis institucional y está manchado de ilegitimidad por donde quiera mirarse. Aunque declare presumiendo autoridad, él está consciente de su enorme fragilidad. Razón por la cual, atenazará a la sociedad creando más esquemas de dependencia y empujándonos al desastre con la misma fuerza que lo rechazan en Venezuela y en el mundo.

Conservar el poder promoviendo la anarquía

Si escuchamos con atención, nos percatamos de que Nicolás Maduro no tiene ninguna intención de estimular el crecimiento económico y su principal motivación sólo le alcanza para sobrevivir en el poder con atropellos y desvergüenza.  Si nos detenemos en sus discursos, notamos que le importa un rábano la formulación de políticas públicas y su más sincero deseo es seis años más a costa de la promoción de la anarquía social.

En resumen, considerando tantos factores adversos –francamente-, sus días se le harán un poco más tolerables si intensifica la red de control totalitario que aprisiona al país (y no tengan duda que lo hará) y si se inyecta más dosis de cinismo. Sin embargo, si se abren varias grietas en los cuatros elementos que lo soportan, todos vamos a gritar: “el rey va desnudo” y “abajo cadenas”.

* * *

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!