Corker y el presunto suicidio - Efecto Cocuyo

Corker y el presunto suicidio

Edward Rodríguez | @edwardr74

Periodista y Consultor Político.

Una cosa es que le cuenten a uno lo que ocurre puertas adentro en Macondo y otra cosa es vivirlo. Así debió sentirse el senador norteamericano Bob Corker en su segundo día de visita a Venezuela invitado por el Grupo Boston y auspiciado por la Embajada norteamericana.

Su estadía casi pasa sin pena ni gloria al lograr que tan sólo una parte de la oposición aceptara reunirse con él; resulta increíble que los dirigentes y “líderes” principales de los partidos se negaran a relatar una vez más, al Presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos, las reiteradas violaciones de los derechos humanos, la diáspora sin freno, la hiperinflación, el totalitarismo del régimen que empobrece cada día más a los venezolanos, entre otras tantas señales de la crisis humanitaria que tanto insiste en negar Nicolás y su combo.

Sin embargo, un trágico y lamentable hecho dijo más de lo que pudo haber comunicado ese grupito de la oposición venezolana que se reunió con Corker; el concejal Fernando Albán del partido Primero Justicia, presuntamente se había suicidado al lanzarse del décimo piso del Sebin cuando iba al baño, según lo informado por el “fiscal” Tarek William Saab; aunque el Ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol dijo casi al mismo tiempo que se lanzó cuando era trasladado a los tribunales.

La posición del senador

Corker que de comunicación debe saber un poco, de inmediato se pronunció y fijó posición sobre el hecho. A través de un tuit dijo: “Hoy en Venezuela, Fernando Albán, un joven líder de la oposición, murió mientras estaba bajo la custodia del gobierno. Esto es pertubador y el gobierno tiene la responsabilidad de garantizar que todos comprendan como pudo haber ocurrido”.

Lo que el senador, compañero de Nicolás en el Grupo de Boston, no sabe es que en Venezuela no hay poderes independientes; cuando al régimen le provoca se detienen inocentes y sin causas pagan prisión; se ejecutan torturas y vejámenes. Eso ocurrió con el concejal quien fue detenido el pasado 5 de octubre cuando regresaba al país y este lunes 8, según relata el régimen y su fiscal, Albán se encontraba en una sala de espera, pidió ir al baño y decidió lanzarse al vacío.

Fernando Albán no tenía una gran presencia mediática, quizás en algún momento se llegó a escuchar sobre él; pero en pocas horas el régimen puso en la palestra pública nacional e internacional cuando lo detuvo y setenta y dos horas después murió en extrañas circunstancias bajo su custodia.

Hay que recordar que Bob Corker estuvo en el país meses atrás cuando logró la liberación del mormón Joshua Holt, también detenido y recluido en el Sebin, en la visita de este fin de semana no tenía a ningún conciudadano que liberar, pero ahora le tocó ser prácticamente testigo de la muerte de Fernando Albán.

Es importante que el senador tome nota del lugar donde ocurrió el presunto suicidio, esa sede del Sebin es conocida como el sitio de tortura en grado máximo, donde se aplican métodos superiores a la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, testimonios filtrados de detenidos dan cuenta de costillas rotas, desprendimiento de dentaduras, órganos, aislamiento para enloquecer a cualquier persona que goce de salud mental, entre otras inimaginables.

Sin duda la profesión de político, con errores y aciertos, en Venezuela es de alto riesgo. Todo lo que genere una alternativa de cambio o le haga sudar frio al régimen será castigado implacablemente. A veces la mano se les pasa y ocurren hechos como el de Fernando Albán, en algún momento de la historia, más temprano que tarde, las celdas del Sebin servirán de monumento para recordar a los caídos en los regímenes de Hugo y Nicolás. Esperemos que el senador Corker también esté presente ese día.
“Y el médico de turno dijo así: Muerte por causa natural…Claro si después de una tunda e´palo que te mueras es normal”. Rubén Blades. Plantación adentro.

***
Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!