Confianza para la estabilidad monetaria

Tadeo Arrieche Franco | @arriechet

Abogado (UCV 2001). Profesor de Derechos Reales en la Escuela de Estudios Jurídicos y Políticos de la Universidad Metropolitana (UNIMET). Fue miembro de la Comisión de Acuerdos Programáticos (Políticas Públicas) de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) entre los años 2009 y 2010.

La inestabilidad monetaria tiene resultados previsibles como lo son la inflación y el desabastecimiento, que en primer lugar, es el aumento reiterado e incontrolado de los precios de los bienes y servicios transados en el mercado y, en segundo lugar, la desaparición de esos bienes y servicios que no se pueden producir o prestar ante la imposibilidad de recuperación de la inversión o simplemente porque siempre habrá alguien que produciendo poco puede obtener precios exagerados a razón de la excesiva demanda.

Todo orden político económico comprende reglas de juego y parte fundamental recae en estabilidad monetaria que se puede recomponer en el marco de una política monetaria que tenga entre sus componentes la autonomía e independencia del Banco Central para impedir las distorsiones indicadas y generar políticas públicas de carácter monetario que realmente lleven al mínimo la inflación, sin establecer controles en el mercado.

Toda política monetaria debe surgir para crear confianza. Sin confianza en las instituciones y sin la previsibilidad de los resultados de esa política, es difícil que las personas puedan planificarse y que el mercado establezca unos precios racionales que indiquen una inflación moderada.

Ese tema de la confianza es parte de la comunicación hacia los ciudadanos destinatarios de esa política, y a su vez, es parte de las estrategias de una política monetaria en el entendido que el “público debe poder verificar las medidas de política monetaria y comprobar sus resultados en función del objetivo”, lo que sin duda se transforma en la certidumbre que buscan los seres humanos que viven en sociedad. (Dietrich, 2008, p. 313)

Todo esto pasa por el surgimiento de un Banco Central autónomo e independiente, que recupere su objetivo primordial de crear la “estabilidad de precios y preservar el valor interno y externo de la unidad monetaria” tal como refiere el artículo 318 de la Constitución, que no es otro asunto en su conjunto que la estabilidad monetaria, para “asegurar el bienestar social” como indica el artículo 320 de la Carta Magna.

La importancia de un Banco Central es que influye en la cantidad de dinero que circula en la economía y también en la determinación de los precios de los bienes y servicios que se transan en esa economía, de allí que lo preferible es que la cantidad de dinero que circule se haga bajo criterios técnicos que aspiren al crecimiento económico y al bienestar social y no bajo directrices políticas que favorezcan una idea circunstancial o que se promuevan en una coyuntura, lo que puede suceder con un Banco Central sometido a un poder en específico.

Vale acotar que esa deformación en el orden monetario también ocurre cuando los órganos con incidencia en el campo económico, sea el Banco Central o cualquier otra dependencia administrativa, comienzan a subsidiar los precios de bienes o servicios por coyunturas o períodos indefinidos lo que trae como consecuencia una distorsión de la oferta y la demanda de bienes y servicios que impacta en la capacidad de producción y de recuperación de inversión del empresario encargado de llevar al mercado esos bienes y servicios, pero también trae una fluctuación en materia de precios de los mismos que merma la capacidad del poder adquisitivo de las personas.

A la fecha se evidencia que existen medidas económicas, financieras, fiscales y monetarias dictadas fuera del marco constitucional, que generan inestabilidad monetaria que se observa ante los índices inflacionarios más elevados del planeta, una destrucción del aparato productivo con una contracción económica de dos dígitos y un repliegue fundamental en la libertad económica y en consecuencia en la protección de los derechos económicos.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de la entera responsabilidad de sus autores. 

(Visited 66 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!