País condenado al atraso

Tal como reza un viejo aforismo: “tanto nadar para ni siquiera llegar a la orilla”. Es el mismo problema que ha caracterizado al gobierno venezolano en su intento por llevar a cabo lo expuesto en s...