“Sin las máquinas no podemos salvarnos”: pacientes renales protestaron por falta de insumos - Efecto Cocuyo

“Sin las máquinas no podemos salvarnos”: pacientes renales protestaron por falta de insumos

José Figuera, de 42 años de edad, apenas puede hablar. Desde el viernes 22 de marzo no se ha dializado y, por ser paciente renal además de hipertenso, le cuesta respirar. “Tengo como una asfixia en el pecho. El líquido que tengo dentro, me ahoga”, expresa sentado en una silla que, junto a más de una decena de sus compañeros, atravesó en la avenida Libertador para denunciar la falta de insumos en la Unidad de Hemodiálisis Riverside que perjudica a 160 ciudadanos.

Con tapabocas y pancartas, los ciudadanos explicaron que el líquido para diálisis que llegó el sábado en la mañana no era compatible con las máquinas. Luego, ese mismo día en la noche, recibieron un líquido compatible pero no estaba disponible el técnico.

“Él tenía que venir para programar las máquinas. ¿Por qué no vino? Lo ofrecieron para hoy a las 6:00 am y no ha aparecido. Nosotros no vamos a esperar. Ellos quizás dirán que tienen otros centros que atender. ¿Y a nosotros quién nos atiende?”, expresó Zuleima Rengel, de 50 años.

Yaneth Urbina, de 48 años, dijo que no dializarse por mucho tiempo le provoca problemas para respirar, dolores en el cuerpo e incluso dificultades para moverse. “Toxinas como la urea y la creatinina lo envenenan a uno, y la reacción puede causar otros síntomas como pérdida de la memoria. A mí me da cansancio y pesadez”.

“Uno habla con el gerente de la Unidad y solo dice excusas. Estamos cansados de las excusas porque de este modo nos van a cerrar la vida. Sin las máquinas no podemos salvarnos”, advierte Johana Piñango, de 34 años, quien denunció que durante el megaapagón, que afectó al país del 7 al 12 de marzo, no pudieron tratarse porque en el centro de salud no hay planta eléctrica.

Detalló que durante esos días tuvieron que esperar: “Nos dijeron que nos cuidaramos. Que no tomáramos mucho líquido”.

Los pacientes también denunciaron las deterioradas condiciones de la Unidad de Hemodiálisis Riverside. Dijeron que no funciona el aire acondicionado, falla el servicio de agua y las sillas están dañadas. “En los baños no hay agua. Todo está sucio. Para ser un centro de diálisis está muy abandonado. Hasta las cortinas están sucias”, narró Yesenia Valderrey.

“En ocasiones nos encontramos con que han llegado vitaminas y muchas están vencidas”, añade Zuleima Rengel.

Los pacientes de este centro de salud ya han protestado en otras ocasiones. El año pasado denunciaron la agudización de la escasez de insumos y la muerte de compañeros. “Hace cinco años empecé en esta unidad y muchos de los que empezaron conmigo y se volvieron mis amigos ya no están”, señaló uno de los que manifestó en aquel momento.

El 18 de marzo, Carlos Rotondaro, expresidente del Instituto Nacional de los Seguros Sociales (IVSS), afirmó en una entrevista que casi 5.000 pacientes renales han fallecido desde 2017. “La tasa de fallecidos está por encima de la morbilidad”, dijo.

Fotos: Mairet Chourio 

Lea también:

“Casi 5 mil pacientes renales han fallecido desde 2017”, confirma expresidente del Ivss

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!